jueves, 30 de octubre de 2014

Salmón teriyaki (y preparación de salsa teriyaki)





Últimamente estoy un poco repetitiva con las recetas. Primero publiqué un montón de postres con manzana. Después me dio por las pastas veganas y podéis ver que hay varias parecidas. Y ahora parece que le ha tocado el turno al salmón

Lo que pasa es que lo del salmón tiene disculpa. Me gusta comprarlo entero. Como suelen ser muy grandes, pido que me lo partan en dos trozos. Preparo una y congelo la otra. Aunque os digo que creo que la próxima vez voy a pedir que me lo partan en cuatro, porque los trozos siguen siendo demasiado grandes para comer de una vez. En casa les encanta y no les importa comerlo muy a menudo.

Hace poco vi en Pinterest una foto de un trozo de salmón teriyaki con una pinta espectacular. Lo guardé para hacerlo pronto y aquí está. La verdad es que salió buenísimo. La receta es de una de mis blogueras favoritas, Rasa Malaysia, así que estaba garantizada. Pese a todo, cambié un poco los ingredientes y las cantidades.

La salsa teriyaki se puede usar para sazonar muchos otros productos, como pollo o tofu. Yo ya había puesto una receta de pollo teriyaki (en bocadillo con salsa chiplote "Subway"), pero está es bastante diferente. Como siempre me gusta dar un toque personal, en lugar de sake usé vino de malvasía. Le da un sabor buenísimo. Podéis usar cualquier otro vino seco. Lleva también mirin (un vino japonés). Si no tenéis lo podéis sustituir por cualquier vino blanco de vuestra tierra.

Yo doré primero el salmón en la sartén y, después, lo pasé al horno. Si no os queréis complicar, podéis hacerlo o bien solo en la sartén o solo en el horno.



Ingredientes:
½  taza de salsa de soja
50 g de bonito en aceite o al natural
¼ taza de mirin
¼ taza de vino de malvasía (o cualquier vino blanco seco)
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de fécula de maíz (Maizena)
Un kilo de salmón en trozos
Dos cucharadas de aceite de oliva




Primero preparamos la salsa teriyaki. Para ello, ponemos todos los ingredientes, excepto el salmón, en una trituradora o Thermomix. Si no tenemos, mezclamos todo y desmigamos el bonito todo lo que podamos. Echamos la mezcla en un cazo y ponemos a fuego suave, revolviendo constantemente, hasta que hierva y espese. Apagamos y dejamos enfriar.


















Una vez fría la salsa, reservamos un poco y con el resto untamos los trozos de bonito. Guardamos en la nevera un mínimo de una hora, pero podemos hacerlo el día antes para que coja más el sabor.








Cuando lo vayamos a cocinar, encendemos el horno a 175ºC.

Calentamos una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Doramos los trozos de salmón unos 2 minutos por cada cara.








Ponemos en una fuente de horno, untada con la cucharada restante de aceite. Si en el recipiente han quedado restos de salta, se la echamos a los trozos antes de meter al horno.






Metemos unos 10 minutos en el horno (aunque el tiempo dependerá del grosor de los trozos). Servimos con arroz blanco y la salsa que teníamos reservada.














2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...