sábado, 13 de septiembre de 2014

Huevos con bacon en tomate (Receta para brunch)







Hace un par de días, volví a hacer las albóndigas en salsa de tomate. Creo que es el plato favorito de mi hijo en este momento. La verdad es que la salsa de tomate, que las acompaña, está riquísima. Siempre hago mucha cantidad y, si sobra, hacemos allí un huevo. Hoy se me ocurrió que podía preparar unos huevos así para comer. En lugar de los típicos huevos con bacon que tomamos algunos sábados y domingos, los haría en salsa de tomate. Un poco como los huevos al plato, pero en versión familiar. Pensé que sería una receta muy buena para un brunch.

El nombre “brunch” surge de la unión de “breakfast” (desayuno) y “lunch” (comida) y designa un desayuno tardío. Vamos, un desayuno de domingo de los poco madrugadores como yo. De hecho, el término se empezó a usar en el siglo XIX en Inglaterra para referirse a ciertos desayunos de domingo tipo buffet. A partir de 1930 empezaron a ser populares en Estados Unidos, aunque el auge de los brunch fue posterior. 

Yo, de hecho, habiendo estado unas cuantas veces antes en Estados Unidos, no fui a un brunch hasta principios de los 90 en Laguna Beach (California). Fue en un viaje que hicimos por varios parques nacionales. Nos habían recomendado ir a tomarlo a cierto restaurante. Era un sitio bastante sofisticado. No tengo ni idea de cómo se llamaba. Servían varios menús a elegir y tuvimos que esperar bastante para conseguir una mesa.

Antes no teníamos móviles ni andábamos inmortalizando cada instante, así que no tengo ninguna foto de ese día. Os dejo una que encontré en un álbum antiguo de una visita a Laguna Beach años antes. Recuerdo que me decepcionó mucho. Todo el mundo me decía que era una playa preciosa y, cuando llegué, me encontré una playa pequeñita y con piedras. Les gustaba porque era diferente a las típicas playas californianas, kilométricas, pero es que a mí me encantan las playas californianas con largos embarcaderos (“pier”) de madera.




Algún tiempo después, cuando mis sobrinos eran pequeños, fuimos a tomar otro brunch unas Navidades que pasamos en  Nueva York. Era en un café muy mono, Anglers and Writers, del que habíamos leído una recomendación en una guía. Estaba decorado como una cabaña de pescadores de rio. También vendían antigüedades relacionadas con ese mundillo. He visto que ha cerrado y me ha dado pena.




Este plato mío de hoy es también como de cabaña de pescadores. Tiene aspecto de muy casero y un sabor intenso. Nos encantó.




Ingredientes:
100 g de bacon
Una cebolla pequeña
3 cucharadas de aceite de oliva
Una lata grande (800 g) de tomate triturado
Sal 
Pimienta
Una o 2 guindillas
Una cucharada de azúcar
3 o 4 cucharadas de salsa barbacoa (opcional)
Una cucharada de orégano (más un poco para decorar)
6 huevos




Partimos el bacon en tiras. Picamos la cebolla en trozos grandes.






Ponemos la sartén al fuego con el aceite. Cuando está caliente echamos el bacon, la cebolla y  guindillas molidas. Dejamos hacer un par de minutos. No tienen que dorarse.








Añadimos el tomate, un poco de sal y pimienta, el azúcar, el orégano y la salsa barbacoa. Dejamos hacer todo a fuego medio unos 20 minutos. Probamos y rectificamos de sal y pimienta.














Colocamos los huevos, separados unos de otros, con cuidado de que no se pongan. Dejamos hacer unos 5-10 minutos más, dependiendo de la consistencia deseada. 









Es mejor no pasarse para que no se endurezca la yema. Al partirlos en el plato terminarán de hacerse con el tomate caliente.










2 comentarios:

  1. Platazo para un brunch... sí señor! Yo he comido un brunch sólo una vez, y al verdad que me encantó la experiencia de levantarse tarde, remolonear e ir a comerlo.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta. Cuando me vine a vivir a La Orotava me iba todos los domingos a un sitio aquí cerca que ponen un brunch buenísimos. Me olvidé de contarlo en la entrada. Estaba pensando en los brunch americanos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...