jueves, 24 de enero de 2013

Albóndigas en salsa de tomate





Las albóndigas en salsa de tomate con espaguetis es un plato clásico de muchas cocinas, especialmente de la Italoamericana. En España es más habitual tomar las albóndigas con otros tipos de salsa. En Italia, hasta donde yo sé, es más habitual la salsa boloñesa, con la carne suelta, no en forma de albóndigas. Es un plato que si está bien hecho es buenísimo, pero a veces nos sirven algunas albóndigas en tomate intragables. En general, es una comida que gusta mucho a los niños. En mi familia, nos gustan mucho a todos, pequeños y mayores. Tengo un sobrino que toma las albóndigas en bocadillo. Esto es bastante habitual en Estados Unidos (el “meatball sándwich”). Esta es la receta de mi madre, que aprendió a hacerlas en Nueva York, y las borda.

Ingredientes:
1 kg de carne picada mezcla de ternera y cerdo (también se puede usar solo ternera u otras mezclas)
1 o 2 huevos (yo usé 2 porque eran muy pequeños. Normalmente, llega con uno)
2 o 3 rebanadas de pan
1 vaso de leche (yo usé de soja, pero lo habitual es usarla de vaca)
1 kg de tomate triturado (de bote)
Sal
Una o dos cucharadas de azúcar
2 cucharadas de orégano seco
Un chorrito de aceite (3 o 4 cucharadas)
Una cebolla mediana
Media guindilla (opcional)
Un poquito de pan rallado (opcional)




Se ponen a remojo las rebanadas de pan en la leche.

En una cazuela grande, se echa el tomate triturado,  el azúcar, una cucharada de orégano, el aceite y la cebolla pelada entera. Se sala y se pone a fuego suave. Si se quiere se puede echar un poco de guindilla.




La carne picada se pone en un bol con el huevo, las rebanadas de pan, una cucharada de orégano y un poco de sal. Se amasa bien con la mano hasta que esté uniforme.




Ponemos un poco de pan rallado en un plato, nos frotamos un poco las manos con el pan rallado, cogemos aproximadamente una cucharada grande de carne y hacemos una bola.




Echamos la bola directamente al tomate. Así vamos haciendo bola a bola hasta acabar la carne.




Dejamos que hierva y lo tenemos a fuego suave una hora tapado. Revolvemos de vez en cuando (cada 5 o 10 minutos), pero sin mover mucho para que no se deshagan las albóndigas.


Pasada la hora, subimos el fuego y lo tenemos medio destapado (con la tapa hacia un lado) unos 10-15 minutos, para que termine de espesar la salsa. Durante estos últimos minutos revolvemos más a menudo para evitar que se peguen las albóndigas.




La manera clásica de servirlas es acompañadas de espaguetis. Se colocan los espaguetis en el plato y en el medio (como si fuera un nido) las albóndigas con salsa de tomate. Se pueden espolvorear con orégano y queso parmesano rallado.




2 comentarios:

  1. Hola Marga; una pregunta. Se rebozan con pan rallado o es solo para que no se te peguen a la mano?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no se rebozan. Solo para que no se nos peguen. Yo, últimamente, en vez de echar leche y pan, le pongo pan rallado a la carne, como media taza. Me quedan muy bien y se hacen mejor las bolas.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...