jueves, 1 de mayo de 2014

Falso sushi de salmón, aguacate y huevo





Había comprado medio salmón ahumado entero y llevábamos varios días comiendo salmón ahumado de todas las formas posibles. Entonces, se me ocurrió. Podía hacer unos rollitos frescos tailandeses usando salmón ahumado en lugar de langostinos. Sí les ponía aguacate, me quedaría algo que guardaría cierta semejanza con los california rolls que tanto me gustan. Los califonia rolls son un tipo de sushi (maki) que lleva aguacate y cangrejo. Se empezaron a elaborar en el barrio japonés (Little Tokio) de Los Angeles. Fue justamente en ese barrio de Los Angeles donde yo comí sushi por primera vez. Estaba haciendo una estancia en la USC (University of Southern California) que está muy cerca. Alguna vez, al salir de la universidad, iba yo sola a comer a un sushi bar. No sabía manejar los palillos y no me daban otro tipo de cubiertos. Así que los cogía como buenamente podía y me los metía enteros en la boca. Acababa de comer en un momento.

La verdad es que la idea de este falso sushi no me vino de la nada. Acababa de llegar de pasar un mes en Barcelona, donde había tenido ocasión de comer distintas variantes de la comida japonesa. Primero fue en Monster sushi, un restaurante japonés ecléctico, donde comimos un sushi riquísimo. Su dueño es un venezolano que le da un toque original a todos sus platos. Sorprendentemente, los postres de este restaurante son norteamericanos. Claro, no pude resistirme y me pedí de postre un trozo de New York Cheesecake. Me lo trajeron cubierto de salsa de frambuesas. Pedí educadamente si me podían traer un trozo sin salsa, ya que me gustaba más así y no me habían indicado que la traía. El propietario discutió conmigo diciendo que así es cómo era el New York Cheesecake. Yo no quise pasarme de lista, dije que no lo sabía y que lo prefería sin ella. Al final accedió y estaba bastante rico, aunque contundente. Presumían de que era la mejor tarta de queso del mundo. Eso es porque no habían probado ni el NY Cheesecake “Doly”, ni el NY Cheesecake “Tia Laura”. De todos modos, cuando vuelva a Barcelona, repetiré restaurante (postre incluido). Eso sí, evitaré hacerle comentarios al el dueño.






Siguiendo con la comida japonesa en Barcelona, habíamos vista en la Plaza de Cataluña un sitio de comida rápida japonesa que se llamaba Udon. Pensábamos ir. Un día que salimos a dar una vuelta y llovía, nos metimos en un centro comercial que han hecho en la antigua plaza de toros. Allí vimos otro Udon y decidimos comer. Estaba todo bastante rico. Yo me pedí el sushi de pasta. Me trajeron un plato con aspecto de sushi, pero que en lugar de arroz llevaba fideos. Lo acompañaban de mayonesa. Me pareció una idea genial.






Así que, teniendo en la cabeza los rollitos tailandeses y el sushi de pasta, elaboré este plato. El resultado, espectacular. Los trocitos de rollito no duraron ni un momento. Los pienso hacer la próxima vez que tenga invitados, porque son fáciles, rápidos y ricos.

Yo los acompañe de salsa de soja, porque en esta casa es un básico. Creo que estarían buenísimon con mayonesa, como en Barcelona. También con una salsa de queso Philadelphia. A mí me encantan los bagels con salmón ahumado, queso y huevo, así que podríamos aprovechar este falso sushi para hacerle un pequeño homenaje “light” a ese rico bocadillo.



Ingredientes:
8 obleas de arroz
25 g de fideos de arroz (o soja) finos
8 lonchas de salmón ahumado
2 aguacates
4 huevos
Lechuga




Lo primero que tenemos que hacer es cocer los huevos. Yo los pongo en agua fría con sal a fuego suave. Después de que hierven, los tengo muy suaves 20 minutos. Retiro, escurro, enfrío en agua fría y quito la cascara.






Ponemos agua con sal al fuego para hacer los fideos. Cuando hierve, apagamos, echamos los fideos y tapamos. Dejamos 4 minutos y escurrimos bajo el chorro de agua fría.








Partimos los aguacates en tiras. Yo los parto al medio. Clavo la punta del cuchillo en la semilla para quitarla. Después quito la piel de cada mitad y parto en tiras.




Cortamos los huevos también en tiras.






Lavamos unas hojas de lechuga y secamos bien.




Colocamos todos los ingredientes sobre la mesa en platitos. Ponemos un paño para preparar sobre él los rollitos.




Ponemos un plato hondo con agua muy caliente, para sumergir las obleas.

Cogemos una oblea, la sumergimos 4 o 5 segundos en el agua caliente. La colocamos sobre el paño.






Ponemos primero una hoja de lechuga, después una loncha de salmón, unos fideos, un par de trozos de aguacate y un par de trozos de huevo. Intentamos no llenarlo excesivamente.












Enrollamos y cerramos los lados. Como la oblea está blanda, se pega solo muy bien. Colocamos en una bandeja.














Los podemos servir enteros, pero yo creo que quedan más bonitos tipo suhi. Así que cortamos en trozos gruesos y servimos acompañados de nuestra salsa favorita.












2 comentarios:

  1. Qué platazo te ha salido! Tiene una pinta espectacular!!!
    Me encantan todas tus recetas :)
    La verdad que el dueño del restaurante de la tarta no fue muy diplomático. No le costaba nada haberte traído la tarta sin la salsa y haber comentado luego que ellos la sirven con salsa porque es la forma original. Todo de forma muy educada y con una gran sonrisa en la boca... la verdad que hay gente que no sabe.
    besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aisha, te había contestado desde el móvil y ahora veo que no está la respuesta.

      Te decía que la admiración era mutua. Yo creo que las dos somos muy eclécticas, que nos gusta la comida tradicional, pero también probar cosas nuevas y experimentar.

      El dueño iba de sobrado. Ya antes nos había contestado raro a otra cosa que le habíamos preguntado. He tomado montones de veces el NY Cheesecake en New York y nunca me lo han puesto con salsa. En España sí.

      Un beso,

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...