viernes, 7 de marzo de 2014

Pollo con almendras (Comida china)





¿Quién no ha comido pollo con almendras en un restaurante chino? Desde luego, en España parece imposible. Desde que empezaron a aparecer en nuestras ciudades los restaurantes chinos, creo que no hubo ninguno que no incorporase en su menú este plato. Por eso, me pareció rarísimo, cuando lo quise preparar y me puse a buscar recetas en inglés en la red, no encontrar ninguna. En español sí había, pero no acababan de convencerme las que leí. Lo que sí vi en inglés fueron muchas recetas de pollos con anacardos. No sé si la receta original será con anacardos y en España se sustituyeron por almendras, dado que los anacardos son aquí mucho más difíciles de conseguir y más caros.

Yo empecé a ir con relativa frecuencia a los restaurantes chinos en Salamanca, donde estudié la carrera. Aunque los estudiantes no teníamos mucho dinero, de vez en cuando podíamos permitirnos el lujo de un restaurante chino, ya que eran bastante baratos. Recuerdo uno que había en la calle de la Rua, con la típica decoración de farolillos rojos y dragones. Elena, una amiga mía maestra que daba clase en un pueblo de la provincia, llevaba allí a comer a sus alumnos cuando iban de visita a Salamanca. Era para ellos una experiencia muy exótica.


Después, me he dado cuenta de que la comida que servían (y aún sirven) en la mayor parte de esos restaurantes, poco tiene que ver con la auténtica cocina china. Aunque en Tenerife hay alguno bastante aceptable, cuando estoy de viaje en ciudades con barrios chinos (“Chinatown”) grandes, como Londres, San Francisco o Nueva York, siempre intento ir a buenos restaurantes chinos. Suelo aprovechar para comprar también en la zona tés y ginseng. Además, siempre es interesante pasear por sus calles, llenas de tiendas y curiosidades. 






Hay un restaurante chino que me encanta, cerca de Canal Street, en Nueva York. Se llama Great N.Y. Noodletown. Nos lo recomendaron, Ernesto y Sara, unos amigos que viven allí. Es baratísimo. Su especialidad son las carnes lacadas. Siempre está lleno de gente, tanto comiendo como llevando comida para casa. El sitio es un poco grasiento y las mesas están pegadas unas a otras. Mi hermano no acaba de entender por qué me gusta tanto, aunque siempre comenta que es un negocio redondo, con tanta gente entrando y saliendo llevando comida. De los baños mejor ni os comento, pero la comida es deliciosa, así que vale la pena. La clientela es variada, hay tanto chinos del barrio como modernos de Nueva York. Te obligan a compartir mesa si hay algún asiento libre, así que el ambiente es muy heterogéneo. Aparece con buenas críticas en Zagat y en tripadvisor.





Yo quería daros una receta de pollo con almendras que fuese tan auténtica como los platos de Noodletown. La que os doy era originalmente de pollo con anacardos. La saqué del blog Rasa Malaysia. Este blog tiene recetas de China, Malasia, Japón. Tailandia, Vietnam, India,… Esta escrito por Benn Yinn Low, una malaya que vive en Estados Unidos. Sus platos salen siempre bien, son genuinos y da buenos trucos. Por ejemplo, aquí explica cómo consiguen en los restaurantes chinos que la carne de pollo esté siempre tan tierna. Y la verdad es que funciona su truco.



Ingredientes:
½ kg de pechuga de pollo
½ taza de almendras al natural
Un trozo de jengibre
Una cebolleta pequeña (o media cebolla)
Una cucharadita de bicarbonato sódico
Una cucharada de maicena (fécula de maíz)
½ + ½  cucharadita de vinagre de arroz (o vinagre de vino blanco)
½ cucharada de salsa de ostras (o salsa de pescado tailandesa o de soja)
Una cucharadita de salsa de soja
Una pizquita de pimienta molida
Una cucharadita de azúcar
2 o 3 gotitas de aceite de sésamo (opcional)
2 cucharadas de aceite de oliva suave
Sal




Ponemos una sartén al fuego. Cuando está caliente, echamos las almendras y dejamos que se tuesten por ambos lados, sin que se quemen. Reservamos.






Partimos el pollo en trocitos pequeños. Le añadimos el bicarbonato sódico y dejamos reposar 15-20 minutos. Pasado este tiempo aclaramos con agua, asegurándonos de que no queda ningún resto de bicarbonato.











Añadimos media cucharadita de vinagre y la maicena. Dejamos reposar otros 15 minutos.








Cortamos el jengibre en rebanadas finitas y la cebolleta en trozos grandes.





Mezclamos en un bol la otra media cucharadita de vinagre, las salsas, la pimienta, el azúcar y el aceite de sésamo. Añadimos ½ taza de agua.









Ponemos al fuego una sartén o wok con una cucharada de aceite. Cuando está caliente, salteamos el pollo hasta que se pone blanco. Sacamos y reservamos.












Echamos la otra cucharada de aceite en la sartén. Añadimos el jengibre y la cebolleta. Lo dejamos hacer 2 o 3 minutos, hasta que empieza a desprender aroma. Volvemos a poner el pollo en la sartén. 












Añadimos la salsa que teníamos reservada y revolvemos continuamente hasta que la carne esté bien hecha. 








Podemos añadir más agua si queremos más salsa. Si vemos que la salsa no está bastante espesa, añadimos otra cucharadita de maicena (siempre disuelta en agua fría). Probamos y rectificamos de sal. Incorporamos las almendras y apagamos.






Servimos caliente. Podemos acompañarlo de arroz blanco.








6 comentarios:

  1. En Barcelona había al menos un restaurante chino cuya comida no tenía nada que ver con los típicos restaurantes chinos. La verdad que hacían cosas buenísimas. Luego cerraron... una pena.
    Me quedo con tu receta, que se ve muy rica... sea, o no sea, la original ;)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los buenos no tienen nada que ver con el típico chino español de farolillos rojos. Prueba este pollo y ya me contarás. Un beso,

      Eliminar
  2. Pero Narra...¿Tu has visto algún restaurante chino que pongan las almendras a tostar y sobre todo en el plato sin pelar?

    No lo entiendo !!!

    Con la receta tan completita,porque esta muy cercana a la comida china que nos ponen,... con esa tan buena fotografía....
    ...y ¿pones las almendras sin pelar?

    Un previo hervido en agua de 3-4 minutos...
    😱😱😱

    ResponderEliminar
  3. Pero Marga...¿Tu has visto algún restaurante chino que pongan las almendras a tostar y sobre todo en el plato sin pelar?

    No lo entiendo !!!

    Con la receta tan completita,porque esta muy cercana a la comida china que nos ponen,... con esa tan buena fotografía....
    ...y ¿pones las almendras sin pelar?

    Un previo hervido en agua de 3-4 minutos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toni, siento que te disgusten tanto. Normalmente las pelo, pero éstas en concreto me encantan sin pelar. Ya sé que no es muy chino. Cada cual que las ponga como quiera. Yo no soy nada fundamentalista para la cocina.

      Eliminar
    2. Toni, siento que te disgusten tanto. Normalmente las pelo, pero éstas en concreto me encantan sin pelar. Ya sé que no es muy chino. Cada cual que las ponga como quiera. Yo no soy nada fundamentalista para la cocina.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...