domingo, 15 de septiembre de 2013

Gazpacho de zanahoria





Esta semana estuve en Madrid en un congreso en Puerta de Toledo. Buscaba un sitio para comer por allí cerca y encontré un restaurante estupendo, con un menú muy baratito y un toque creativo en su cocina. Se llamaba Tomate & Bogavante. Me gustó tanto que les hice una reseña en tripadvisor. Al mediodía en el menú tomamos un gazpacho de zanahoria que estaba riquísimo. De vuelta a casa, decidí elaborar yo uno. 




No tenía ni idea de cómo se hacía, así que hice unas búsquedas por internet. Encontré algunas recetas hechas con zanahorias crudas y otras hechas con zanahorias cocidas. A mí me parecía que si era gazpacho debería ser con zanahorias crudas, ya que lo típico del gazpacho son las hortalizas crudas, el aceite y el vinagre. Casi como una ensalada hecha sopa. De las que encontré, la receta que más me convenció fue la de Gastronomía & Cía, así que la usé como base pero dándole mi toque personal.

Os diré que volvimos al restaurante por la noche, en plan picoteo, y tomamos unas croquetas de chipirón buenísimas. Quedan pendientes.

Yo tomé el gazpacho solo, porque  me encanta así. Si queréis lo podéis acompañar de tropezones. A mí me lo sirvieron con cebolla frita, pero todos los clásicos del gazpacho quedaría bien aquí: huevo duro picado, picatostes, trocitos de pimiento, jamón picado,…


Ingredientes:
500 g de zanahoria
Un pepino grande
2 tomates
2 dientes de ajo
Una cucharadita de jengibre en polvo
Una cucharada de tahina o de semillas de sésamo (opcional)
2 o 3 cucharadas de vinagre
3 cucharadas de agua
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y  pimienta




Pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas.




Pelamos los dientes de ajo y el pepino. Pelamos y partimos el pepino en rodajas gruesas. Lavamos bien los tomates y les quitamos el rabo.

Echamos en un robot de cocina todos los ingredientes, excepto  el aceite.










Trituramos hasta que esté una crema muy fina. Si vemos que necesita más agua se la añadimos. A mí me gusta dejarlo espeso y añadirle hielo. Yo lo hice en la Thermomix empezando a velocidad 3, llegando hasta el máximo y dejándolo al máximo un par de minutos. Cuando está ya hecho, salpimentamos y probamos de sabor. Añadimos el aceite y mezclamos bien.




Se conserva en la nevera y se sirve frío.















1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...