sábado, 10 de agosto de 2013

Salteado “al estilo oriental” de calabacín y zanahorias con pistachos





Cuando viajo en avión, suelo llevar mi libro electrónico y descargar el periódico para leerlo en el vuelo. Acabo de ir a Atenas y me lo dejé en casa. A la vuelta, en sustitución del periódico, me descargué unas revistas (desde Amazon.com) en la tableta. Entre ellas, la de Martha Stewart y Vegetarian Times. Esta última no la conocía y me gustó mucho. Había un artículo dedicado a los salteados de verduras. 

En él daban unos consejos generales: preparar una salsa mezcla de dulce y ácido, algunas verduras duras primero, otras blandas después, unos frutos secos al final. Me hizo gracia ver sistematizado algo que suelo hacer de manera casi automática. Hoy decidí hacer la prueba siguiendo sus pasos. La verdad es que sí, sus consejos funcionan a la perfección.

Lo hice con calabacín y zanahoria, que es lo que tenía en la nevera. Como frutos secos, unos riquísimos pistachos que me traje de Grecia.

El resultado fue parecido al de la ternera con pimientos “al estilo oriental”, pero en versión vegana. Ya sabéis que estoy publicando últimamente muchas recetas de este tipo. Os dejo un artículo que me pasó mi amiga Ana, de BBC Mundo, sobre el flexiatarianismo. Como su nombre indica, es una forma de veganismo más flexible.



Ingredientes:
2 calabacines grandes
3 zanahorias
Una cebolla pequeña
2 dientes de ajo
½ taza de pistachos pelados (o cualquier otro fruto seco)
Una  cucharada de aceite de oliva suave
2 cucharadas de salsa de soja
Una cucharada de jarabe de agave (o miel o azúcar)
Zumo de medio limón 
Una cucharadita de cúrcuma
Una cucharadita de jengibre
Una pizquita de pimienta




Mezclamos en una taza la soja, el agave y el limón.




Cortamos  la cebolla en trozos grandes. Pelamos los dientes de ajo y los partimos al medio.




Pelamos las zanahorias y las cortamos en trozos, como de 1 cm. 




Los calabacines los podemos pelar o no. Yo, normalmente, simplemente los lavo, pero esta vez estaban un poco golpeados y, por eso, los pelé. Los partimos en trozos como de 2 cm.




Ponemos en una sartén grande o wok una cucharada de aceite. Echamos la cebolla y el ajo y la hacemos durante un minuto. 




Añadimos la zanahoria y la doramos durante dos o tres minutos. 




A continuación, ponemos el calabacín, el jengibre y el cúrcuma. 




Dejamos hacer otros dos o tres minutos.




Incorporamos la salsa y los anacardos. 




Dejamos al fuego un par de minutos más.




Servimos inmediatamente.








6 comentarios:

  1. En mi casa se suele hacer un salteado oriental para acompañar a un arroz 3 delicias o algo así, pero nunca se me hubiese ocurrido poner pistachos a la mezcla :P

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con anarcados o pistachos todos los platos orientales están riquísimos. Un beso Ana y suerte con tu blog!!

      Eliminar
  2. Hola Marga, deescubrí tu blog ayer y se me antojo este plato al momento.
    Acabo de comerlo y sólo te puedo decir que ha sido una exquisitez. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con un plato nuevo.
    Gracias por compartirlo.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nuria! Me alegro de que te gustara. Espero seguir viendote por aquí.
      Un beso

      Eliminar
  3. Hola Marga, hoy la he publicado en mi blog. Me sigue pareciendo después del tiempo, una receta riquísima y bien sencilla. Perfecta para llegar a casa del trabajo y comer tan ricamente.
    Bosotes mi niña, feliz puente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nuria. Yo hace un montón que no lo hago.

      Ahora mismo voy a leer la entrada en tu maravilloso blog.

      Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...