domingo, 21 de julio de 2013

Crema de coco con sabores tailandeses






Llevo unos días que sólo me apetece comer cosas llenas de especias y aromas, especialmente con un toque tailandés. Para hacer las berenjenas chinas en crema con tomates y anacardos, había abierto un bote de leche de coco y sólo había gastado 100 ml. Así que tenía en la nevera 300 ml de leche de coco y muchas ganas de usarlo. Lo más fácil hubiese sido hacer un curry, pero quería algo dulce. Me acordé de mi amiga Carmen, de Sevilla, que hace poco cenó en Tenerife en mi tailandés favorito. Me dijo que había tomado un postre espectacular con leche de coco y me preguntó si sabía hacerlo. Yo no tenía ni idea. En los tailandeses nunca tomo postre. La siguiente vez que fui al restaurante pregunté y me dijeron que estaba hecho con leche de coco, yuca y tapioca. Como estaba cogiendo comida para llevar, no lo probé, así que sigo sin saber qué sabor tiene. Esta es la foto que ella me mandó.
 
 
 

Y aquí estaba yo, en un apartamento del sur de Tenerife, con una lata de leche de coco, aunque sin yuca ni tapioca, soñando con un postre que no sé cómo sabe. Decidí imaginarme su sabor. La textura estaba segura de que no la podría reproducir, al no tener tapioca, pero siempre me ha gustado la suavidad de las cremas de Maizena (almidón de maíz). Y sí, por suerte, tenía un paquete de Maizena. También tenía hojas de lima, jengibre, cardamomo y canela. Con esas cuatro especias cualquier plato tiene que salir rico, así que no me lo pensé dos veces y me puse a preparar una crema de coco.

No sé cómo sabrá la crema tailandesa, pero ésta os aseguro que está exquisita. Para terminar de cerrar el círculo, la serví en unas tazas preciosas que me regaló Gloria, la madre de Carmen, hace muchos años. Creo que el toque exótico, que dan estas tazas, casa a la perfección con el punto tailandés de la crema.




Se puede tomar sola o acompañando a infinidad de postres, como plátanos a la plancha, fruta fresca, tartas o helados. Yo le puse encima unas laminitas de coco. También podéis ponerle, como en el postre original, unas semillas de sésamo.



Ingredientes:
300 o 400 ml de leche de coco
400 ml de leche de avena (o de vaca)
2 cucharadas de almidón de maíz (Maizena)
4 cucharadas de azúcar moreno
5 o 6 hojas de lima (o cáscara de un limón)
Una rama de canela
Una cucharada de semillas de cardamomo (opcional)
Un trozo de 1cm de jengibre fresco (opcional)




Se echan en un cazo la leche de coco y la de avena, menos un par de cucharadas.




En las dos cucharadas de leche de avena se diluye el almidón de maíz.




Una vez disuelto, se añade al resto de la leche. Ponemos el resto de los ingredientes.




Calentamos a fuego muy lento, revolviendo continuamente, con una cuchara de palo, hasta que espese.




Colamos y dejamos enfriar.




Conservamos en la nevera.














6 comentarios:

  1. Humm me ENCANTA EL COCO parece delicioso, y las fotos perfectas, gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por leerme. La crema es adictiva. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Donde compras la leche de coco? Nunca la he usado y me encantaría. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Donde compras la leche de coco? Nunca la he usado y me encantaría. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora la hay en cualquier gran superficie, como Alcampo o Carrefour. También la suelen tener en supermercados tipo Hadid o Eroski.

      Un saludo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...