miércoles, 23 de enero de 2013

Salsa dulce de chili (para rollitos frescos tailandeses)




La salsa dulce de chili se sirve con los rollitos frescos y con otros platos de la cocina tailandesa. Aunque es una salsa con un sabor muy exótico, se hace con ingredientes que tenemos casi todos en la cocina. La podéis echar a muchísimos platos, no necesariamente orientales. Con sándwiches y hamburguesas combina muy bien.

La salsa dulce de chili se puede encontrar envasada en grandes superficies y tiendas especializadas.




Ingredientes:

2 dientes de ajo
2 cucharaditas pequeñas de puré de pimientos chili (o dos guindillas o pimientos picantes)
¼ taza de vinagre blanco (yo usé vinagre de arroz, pero vale de vino o de manzana)
½  taza de fructosa (o ¾ taza de azúcar)
1 taza de agua
Una cucharadita de sal
Una cucharada de Maicena (o de Tapioca)




Si se usa puré de chili: Triturar los dientes de ajo con el puré de pimientos, añadir el resto de los ingredientes y mezclar bien. Poner en un cazo al fuego 5 minutos (hasta que espese), revolviendo constantemente.

Si se usan guindillas o pimientos picantes: Triturar los dientes de ajo con el puré de pimientos, añadir el resto de los ingredientes, menos la maicena, y mezclar bien. Poner en un cazo al fuego para que se ablanden los trocitos de pimiento. Para ello, dejar hervir unos tres minutos, revolviendo constantemente. Después disolver la maicena en un vaso con un par de cucharadas de agua. Disolverlo en la otra mezcla y seguir dando vueltas en el fuego hasta que espese.




Dejar enfriar y meter en un bote hermético en la nevera.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...