viernes, 2 de noviembre de 2018

Cheesecake de calabaza






Hice este cheesecake de calabaza hace dos años, para Thanksgiving. Lo pasamos en Barcelona. Siempre nos gustaba celebrarlo. Lo hicimos a lo grande. Conseguí todos los ingredientes, incluso la genuina cranberry sauce de lata. Mi sobrino Julio vino a cenar con nosotros. 




Desde entonces, pasaron muchas cosas y nunca la publiqué. Pero hoy encontré el borrador de la receta en el blog, con las fotos ya subidas y me he animado a hacerlo. La verdad es que estaba muy rico y me daba pena dejarlo en el olvido.

La receta me obsesionaba desde que la había visto en la revista de Martha Stewart, pero, a la hora de hacerla, cambié un montón de cosas. No hice la base de galletas de jengibre, sino de canela, y tampoco le puse la cobertura de merengue. Me pareció que quedaría mejor con una cobertura de queso. Creo que acerté.




Yo usé puré de calabaza de lata, porque también lo encontré, pero no es necesario. Se puede cocer la calabaza e incorporar directamente a la receta. También se puede hornear, como en la receta de hummus de calabaza, y triturar.




Ingredientes
Base:
65 g de mantequilla + un poco para engrasar el molde
50 g de azúcar moreno 
150 g de galletas Napolitanas

Relleno:
350 g de queso tipo Philadelhia
150 g de azúcar
Una taza de puré de calabaza (que puede ser de lata, calabaza horneada o cocida)
2 huevos
Una cucharada de harina
1/2 cucharadita de sal
Una cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
Una pizquita de clavo en polvo

Cobertura:
200 g de queso tipo Philadelphia
200 ml de nata
50 g de azúcar moreno
1/2 cucharadita de extracto de vainilla




Encendemos el horno a 175ºC.

Preparamos una base de galletas, similar a la de otras tartas de queso. Se pone a derretir la mantequilla en una sartén, sin dejar que se queme. Se machacan las galletas. Para esto se pueden meter en una bolsa de plástico y pasar un rodillo por encima o se puede usar una picadora o la Thermomix. Se le añade el azúcar moreno. A continuación se mezcla con la mantequilla derretida.

Se pone la mezcla de galletas en la base y el borde de un molde mediano redondo untado con mantequilla, apretando bien. Es importante que cubramos el lateral un par de centímetros, para tener una base que rellenaremos con la crema. Si tenemos un molde bajo es mejor, pero yo utilicé un molde alto porque no tenía otro.




Horneamos durante 15 minutos. Al sacarlo, estará todavía blanda la base. Apretamos la base y los laterales con un vaso, para que coja la forma mejor. Dejamos enfriar.









Bajamos la temperatura del horno a 160ºC.

Empezamos a preparar el relleno. Batimos el queso con el azúcar y el puré de calabaza hasta tener una crema homogénea.













Añadimos los dos huevos y batimos un poco más. Por último, incorporamos las especias.










Rellenamos la base de galleta con esta mezcla.











Horneamos 30 minutos. La crema debe tener una consistencia firme.







Dejamos enfriar y preparamos la cobertura. Solo tenemos que batir el queso con la nata, el azúcar y la vainilla.













Metemos la mezcla en una manga pastelera (o en una bolsa de plástico) y guardamos en la nevera hasta que la tarta este fría. Cuando esté bien fría, ya podemos proceder con la decoración.




Vamos trazando un círculo de pequeñas tiras todo alrededor, como rayos de sol. Al terminar una vuelta, hacemos una segunda. Podemos poner algo redondo en el centro, para que nos quede el círculo interior bien marcado.







Terminamos haciendo pequeños dibujos con la manga pastelera. Guardamos en la nevera hasta que la vayamos a comer.










2 comentarios:

  1. Espectacular Marga, la anoto para probarla porque me ha encantado.
    Besitos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...