lunes, 3 de julio de 2017

Huevos Benedict (Cocina con Ulises)






Me encantan los huevos Benedict. Es mi plato de brunch favorito. Los tomé por primera vez en La Esquina, un sitio de Barcelona que nos encanta y donde comíamos muchos veces. Después los tomé en muchos otros sitios , como el Meatpacking o el Mostassa.

Sabía que tenía que aprender a hacerlos. Después de mucho buscar encontré la manera de hacer unos huevos escalfados perfectos con una salsa deliciosa. Preparé en casa varios brunchs y siempre los serví, aunque es complicado hacer tantos a la vez. Para el brunch los acompaño de un rollito de huevo revuelto en salmón ahumado y de mis cherries.

Ulises





Esta receta va dedicada a Vega, con la que, hace hoy un año, tomamos sus primeros huevos Benedict en el Meatpacking.








Ingredientes
Huevos escalfados:
Huevos
Vinagre 
Sal

Salsa holandesa:
150 g de mantequilla 
2 yemas de huevo
5 cucharadas de leche
1/2 limón 
Una cucharadita de Maizena
Un poquito de sal
Un poquito de pimienta




Para hacer la crema holandesa, tenemos la mantequilla a temperatura ambiente.

Disolvemos la Maizena en 3 cucharadas de leche. Mezclamos 25 g de mantequilla con las yemas de huevo y la leche con Maizena. Ponemos en el fuego al baño maría, revolviendo todo el tiempo, con una cuchara de madera, hasta que tenemos una especie de natillas.

Retiramos del fuego. Batiendo, añadimos el resto de la mantequilla y de la leche. Salpimentamos y echamos limón. Ya está lista. Servimos tibia. No se puede recalentar porque se estropea.








Para hacer los huevos escalfados, cogemos una cazuela y la llenamos de agua. La ponemos a hervir. Cuando hierve, echamos un poco de sal y un chorrito de vinagre. Bajamos un poco el fuego. Tiene que estar bien caliente, pero sin borbotear del todo. Ponemos un huevo en una cuchara de servir la sopa y lo sumergimos con cuidado en el agua, soltandolo poco a poco. Esperamos tres minutos y sacamos. Ya tenemos nuestro huevo perfecto. Hay que comerlo inmediatamente.







Lo servimos sobre un pan tostado cortado en círculo y trocitos de bacon frito, con la salsa holandesa por encima.


















Podemos acompañarlos de unos rollitos de salmón ahumado rellenos de huevos revueltos. Para que los huevos revueltos nos queden más ricos, les ponemos un poco de leche, con una cucharadita de maizena disuelta.



















Y para completar el plato, nada mejor que los cherries de Ulises.








2 comentarios:

  1. Muchísimas gracias, Marga. Me honras y emocionas. Un abrazo grande grande.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...