miércoles, 21 de junio de 2017

Mantequillas del mundo (Cocina con Ulises)






Ya en la mesa, me gusta servir mantequilla, aceite  y sal. En mi menú degustación las mantequillas eran de tres (o cuatro) sabores. En un restaurante de La Orotava, el Haydée, nos pusieron unas mantequillas muy ricas con sabores. Decidí hacerlas. Les copié la de cinco especias chinas. Además preparé una con especias indias de tandoori y otra con albahaca fresca y piñones (los ingredientes del pesto italiano). Me parecía que resumían bien los platos del menú y mis mayores intereses culinarios (China, India e Italia).




Compramos unos platos muy bonitos para servir las mantequillas.





Para mi segunda cena degustación, no tenía albahaca fresca, porque se me había secado la planta al haberme ido a Barcelona. Tuve que improvisar y hacerla con albahaca seca. Además, en Barcelona, me habían servido en el restaurante Osmosis el aceite en una aceitera diminuta de la que me enamoré. Mi madre las consiguió en una tienda, así que me quedó otro hueco en el plato para más mantequilla. Puse una de ajo.











Preparé las mantequillas con mantequilla buena comprada, aunque lo ideal es hacerla también en casa. En el blog de La cocina de Aisha, prepara Aisha una mantequilla de tomillo con mantequilla casera.

Servimos con un pan rico. Yo las puse con distintos panes gallegos artesanos.



Ulises






Ingredientes:
500 g de mantequilla buena a temperatura ambiente
Una cucharada de mezcla en polvo de cinco especias chinas
Una cucharada de mezcla en polvo de especias tandoori
1/2 cucharada de albahaca fresca o seca
1/2 cucharada de piñones
1/2 cucharada de ajo en polvo


Dividimos la mantequilla en cuatro partes.

Batimos una parte con las cinco especias chinas. Guardamos en la nevera en una manga pastelera con una boquilla que nos guste.

Batimos otra parte con los polvos tandoori. Guardamos en la nevera en manga pastelera con otra boquilla diferente.

Picamos muy finos los piñones con la albahaca. Batimos con otra parte de mantequilla. Guardamos en la nevera en manga pastelera con una boquilla que no sea muy estrecha (porque se puede atascar algún resto de piñón).

Batimos el ajo el polvo con la parte que nos queda de mantequilla. También guardamos en la nevera con una boquilla.

Sacamos de la nevera un poco antes de servirlas, para que sean manejables. Las servimos dando formas bonitas (como la crema de un cupcake). Si vamos a tenerlas mucho tiempo, las volvemos a meter al frío. Deberían estar fuera una hora o así, para que estén blandas.







Servimos acompañadas de un aceite de oliva virgen bueno y sal en escamas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...