domingo, 4 de junio de 2017

Cocina con Ulises






Tengo una noticia muy triste que daros. Os habréis dado cuenta de que hace mucho tiempo que no hay ninguna entrada nueva en el blog. Ha estado prácticamente parado en los últimos meses, aunque, en febrero, Ulises publicó tres recetas basadas en técnicas de Ferran Adrià. Estos eran platos que él había hecho en verano y no habíamos publicado todavía.

El año pasado os conté que Ulises había tenido un trasplante pulmonar. Al principio, pareció que todo iba bien, pero, desde el mes de mayo, empezaron a llegar pequeñas señales de que algo estaba fallando. Tuvo repetidos ingresos hospitalarios en los que no se sabía bien lo que estaba pasando. Al principio, se creyó que era un virus o una infección que no terminaba de ser controlada. El 2 de noviembre, en una revisión  rutinaria en el Hospital Vall d´Hebron, nos dijeron que era un rechazo y que habría que retrasplantarlo. Ya no pudimos volver a Tenerife. Nos quedamos en Barcelona y, pese a todos los esfuerzos de los neumólogos, siguió empeorando y a mediados de diciembre ingresó en la UCI pediátrica del Vall d´Hebron. Su estado, en principio muy grave (hasta el punto de pasar todas las navidades completamente sedado), fue mejorando y el 16 de marzo celebró su cumpleaños con una gran fiesta en la UCI. A partir de ahí fue apagándose, poco a poco, hasta que el 8 de abril falleció, tranquilo y feliz (como había vivido).

Desde ese día, he estado trabajando en la publicación de un libro de Cocina con Ulises. Dejó muchas recetas sin hacer. Él iba apuntando sus ideas en una libretita. Los últimas días en el hospital (que no podía escribir), me las iba diciendo a mí. Estaba planeando otra gran cena degustación para cuando le dieran el alta.

También dejó algunas preparadas y fotografiadas, pero sin publicar. La mayor parte de ellas se recogen en este libro.

El último año de vida de Ulises fue de mucha creatividad gastronómica. Hasta entonces, se había centrado en platos asiáticos o sencillos. Después del trasplante, tuvimos que quedarnos una larga temporada viviendo en Barcelona. Le recomendaron andar mucho, así que aprovechamos para ir a comer a restaurantes dando largos paseos. Conoció la cocina de vanguardia. A partir de ahí, su cocina cambió, queriendo emular a los grandes chefs. Nunca dejó de asombrarme la facilidad con que se enfrentaba a nuevas técnicas culinarias y la maestría con que elaboraba los platos. También cómo los presentaba y servía.

Espero que os emocione este libro tanto como a mí. Se puede adquirir impreso en tapa dura o blanda. El precio es el que cuesta la impresión. No recibo ningún beneficio de su venta. También hay una versión digital. En este caso, al no haber costes de impresión, sí que es posible que tenga alguna ganancia. La totalidad de la misma la dedicaré a la investigación médica.




En los siguientes enlaces podéis adquirir los libros:

Edición en tapa dura o blanda

Libro electrónico



9 comentarios:

  1. Querida Marga:

    Acabo de leer tu entrada y sinceramente, estoy sin palabras. Al ver que habías publicado, vine con alegría a ver la receta. Pero a medida que leía, casi intuí el final.

    Sabes que me encantaba todo lo que hacía Ulises, era un pequeño genio en la cocina y la habilidad que demostraba, todavía recuerdo los platos de la cena degustación. Ni yo misma me encuentro capaz de llevarla a cabo. Estoy segura que otros aspectos de su vida, era igualmente genial.

    Lo siento mucho, por él que estaba lleno de tantos proyectos, por tí . . . porque una madre no debería vivir nunca una experiencia como esta.

    Espero que puedas sentir el cariño que te mando, un besazo bien grande mi niña. Cuidate.

    ResponderEliminar
  2. Estas noticias me dejan de piedra. Es increíble que un niño con tantísima vida, con tanta ilusión y tantos proyectos se pueda apagar tan pronto.

    Como madre un frío tremendo me recorre entera al pensar que estamos expuestos a cualquier cosa.

    Me encanta tu iniciativa de haber sacado a la luz un libro con las ideas de Ulises y destinar los beneficios a la investigación médica.

    Un fuerte abrazo y todo mi apoyo en estos días tan duros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutaremos de hacer las recetas que Ulises y tu nos haceis llegar. Y donde no hay palabras, queda un abrazo muy, muy fuerte.

      Eliminar
  3. Buenas tardes Marga, lo siento en el alma, yo he sido una de las voluntarias que visitó a Ulises un par de veces durante su estancia en el hospital. Me pareció un niño que a pesar de la enfermedad era super fuerte y transmitia muy buena energia. No coincidi contigo pero si coincidí con tu marido. Os mando un beso muy grande! Lo siento muchisimo! Marta

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Marta. Le encantaban vuestras visitas. Hacéis una labor buenísima. Te lo agradezco infinito. Un beso,

    Marga

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...