domingo, 17 de enero de 2016

Hummus de coliflor tostada






Os traigo una receta facilísima, pero que está rica rica. Está genial para un día cualquiera en casa o para un picoteo con amigos. Se puede hacer con coliflor fresca, pero yo usé un paquete de coliflor congelada.

La llamo hummus de coliflor tostada. Ya sabéis que el hummus es una crema de garbanzos típica de los países árabes. Fue una de las primeras recetas que publiqué en el blog y la podéis ver aquí. A todas las cremas de elaboración parecida, y que sirven de picoteo, las llamo también hummus (por simplificar). Me encantan, así que en el blog tenéis unas cuantas: hummus de guisantes, hummus de calabaza y baba ganoush (hummus de berenjenas).

Lo típico es tomar el hummus con pan de pita. Cómo esta vez iba con prisas, lo compré ya preparado y, simplemente, calenté las tortitas (vuelta y vuelta) en la sartén. Si os animáis a hacerlas en casa, aquí tenéis la receta. No son difíciles. 

Me encanta el pan de pita. Hace muchos años hacía trabajos para la comisión europea en Bruselas. Iba con un compañero y siempre acabábamos comiéndonos un kebab en los restaurantes turcos, griegos y libaneses. Allí los descubrí. Por aquel entonces, aquí no había nada de eso. Nos gustaban tanto que nunca probábamos nada nuevo. Solo recuerdo una vez, con Mercedes la mujer de mi amigo, que nos comimos un solomillo en una "steak house". Aunque, ahora que lo pienso, eso creo que fue en Amsterdam, en un viaje que hicimos en el día.

Esta receta la podéis preparar igual con brécol. En ese caso, un poco de especias de curry quedaría genial.




Ingredientes:
500 g de coliflor congelada
4 cucharadas de aceite de oliva suave
Sal
Un diente de ajo
1/2 limón
Una cucharada de tahina (o de semillas de sésamo)
1/2 cucharadita de pimentón dulce (o picante)
Una cucharadita de aceite de oliva virgen extra 


Encendemos el horno a 175ºC.

Cubrimos una bandeja de horno con papel de hornear y colocamos la coliflor, sin descongelar.







Echamos por encima sal y una de las cucharadas de aceite.










Horneamos hasta que esté blanda, una media hora. Tiene que quedar ligeramente tostada.






Una vez que tenemos la coliflor lista, ya sólo queda preparar el hummus. Necesitamos una batidora de mano o un procesador de alimentos.




Ponemos la coliflor en el vaso y añadimos el diente da ajo pelado. Batimos hasta que esté una mezcla homogénea.










Añadimos el zumo de medio limón, la cucharada de tahina (o semillas de sésamo) y las tres cucharadas restantes de aceite de oliva suave. Seguimos batiendo. Si vemos que queda muy espeso, podemos añadir más aceite.










Comprobamos cómo está de salado. Si es necesario, rectificamos. Servimos en un cuenco.




Hacemos, con una cuchara, una pequeña onda en el centro y echamos el aceite de oliva virgen y el pimentón.






Y lo comemos cogiéndolo con pequeños trozos de pan de pita.





5 comentarios:

  1. Hola, qué original, me ha encantado esta variante de humus, supongo que como la coliflor me encanta, este humus mucho más, un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy rico, la verdad.

      Un beso,

      Marga

      Eliminar
  2. Qué bueno se ve!!!! con lo que me gusta el humus, tengo que prepararlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preparado y mw cuentas.

      Un beso,

      Marga

      Eliminar
  3. lo voy a probar a ver qué tal sabe porque la coliflor por si sola no me gusta. Pero a ver si tapando su sabor...Sus propiedades anticancerígenas me encantan, así que habrá que hacer algo para poderme beneficiar de ellas :-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...