domingo, 6 de septiembre de 2015

Empanada de bacalao con cerezas pasas






Desde pequeña, mi empanada favorita es la de bacalao. Y si es de bacalao con pasas, me gusta todavía más. Mi hermana compra una en un bar de Montrove que es espectacular. Eso sí, es también bastante grande, aunque, como podéis ver por la foto, la última vez casi no dejamos ni las migas.




Para hacer el relleno yo uso mi libro de cocina gallega de cabecera, el de Álvaro Cunqueiro y Araceli Filgueira, del que tantas recetas he publicado ya en este blog. Entre ellas algunas de mis favoritas, como el salpicón de mariscos o las carrilleras al estilo de las tabernas. Y, hablando de salpicón, he de deciros que lo preparé este verano con raya y el resultado fue buenísimo. Gustó a toda la familia.




Lo que llama la atención de la receta de empanada de bacalao de este libro es que ya incluye las pasas, como si fuera un ingrediente imprescindible. No sé cómo será en otras zonas, pero en Sada, si no se especifica que es con pasas, normalmente no las lleva.




La cantidad de los ingredientes que aparece en la receta es exagerada. Yo lo hice así y me salió relleno para más de dos empanadas grandes, así que os voy a indicar la mitad de lo que yo utilicé.

Además, yo decidí darle un punto de originalidad a esta receta clásica y, en lugar de uvas pasas, utilice cerezas pasas. Ya sé que no son fáciles de conseguir, así que podéis usar cualquier tipo de frutas pasas (por supuesto también uvas).

Y no olvidéis que antes de preparar vuestra empanada, tenéis que desalar el bacalao al menos 24 horas antes. También tenéis la opción de comprarlo ya desalado.





La receta de la masa fácil de empanada gallega puede verse aquí.






Ingredientes:
500 g de bacalao seco
Una cebolla grande
150 ml de aceite
75 g de cerezas pasas (o cualquier fruta pasa)
Un chorizo tipo gallego
2 cucharadas de salsa de tomate
Una cucharadita de pimentón dulce
Una cucharada de perejil picado (fresco o seco)
75 g de pimientos del piquillo al ajillo en tiras
Masa fácil de empanada gallega
Un huevo





Un día antes ponemos a desalar el bacalao en abundante agua. Cambiamos el agua frecuentemente.


Picamos la cebolla en trozos pequeños.








Ponemos la sartén con el aceite al fuego. Mientras se calienta podemos ir picando las cerezas pasas. Si son uvas, no es necesario picarlas.






Cuando el aceite está caliente, echamos la cebolla picada y dejamos que se dore a fuego suave.







Mientras se hace, vamos picando el chorizo, al que hemos quitado la tripa exterior.





Una vez que se ha dorado la cebolla, añadimos el perejil y las pasas.






A continuación, el pimentón y la salsa de tomate.









Cuando está ya todo bien incorporado, echamos el bacalao bien escurrido. Dejamos que se haga un par de minutos.





Ponemos el chorizo y hacemos un minuto más.




Por último, incorporamos los pimientos.






Una vez que está todo mezclado, apagamos y reservamos.




Es el momento de confeccionar la empanada.


Encendemos el horno a 200º C, sin gratinador.

Partimos la bola de empanada en dos trozos, Estiramos uno de ellos con el rodillo, intentando darle forma redonda. Si se nos pega, podemos poner papel film entre el rodillo y la masa. Normalmente esta masa no se pega, sino que es de textura seca.









Trasladamos la lámina de masa a una fuente de horno cubierta con papel de hornear. Para que sea más fácil podemos enrollarla sobre el propio rodillo.






Extendemos la otra lámina de masa.




Ponemos el relleno sobre la lámina que está en la bandeja de horno. Cubrimos con la otra lámina. Recortamos los trozos sobrantes intentando igualar las dos láminas. Enrollamos el borde con los dedos pulgar e índice, para que quede con forma de cuerda. Si no somos capaces, podemos doblarlos y aplastarlos con un tenedor. Hacemos un agujero en el centro de la empanada.











Con los restos de masa, podemos hacer adornos para la empanada. Es bonito hacer un borde para ell agujero del centro.








Pintamos toda la empanada con huevo batido, para que quede brillante.






Horneamos durante 30-40 minutos, hasta que esté bien dorada.






Si queremos, podemos retirar el papel de hornear.









Se puede comer caliente...







... o fría.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...