lunes, 10 de agosto de 2015

Arroz con leche con costra de caramelo





Os dejo una de las entradas que tengo pendientes, que cada vez tengo más acumuladas. Sigo cocinando y no termino de coger el ritmo de publicaciones. Ahora, disfrutando de mis vacaciones en Sada, después de unos meses complicados. Os dejo unas fotos para que veáis lo bonita que es nuestra ría.



 




 
Y, ya que estoy en Galicia, os dejo un postre típicamente gallego (y asturiano). Esta vez lo he hecho con costra de caramelo (como la crema catalana). He leído que es muy habitual en Galicia servirlo así, aunque no por mi zona. Yo lo tomé por primera vez en la Expo de Sevilla, en 1992. Allí había unos restaurantes buenísimos que, gracias a mis queridos amigos anfitriones, disfruté. Entre ellos, uno de nuestros favoritos era Casa Gerardo de Asturias y su inigualable arroz con leche. En su web, publican la receta. Guarda muchas similitudes con la que os voy a explicar, pero la mía es de elaboración más sencilla. Además, la mía tiene un truquito de mi tía Laura (la del NY Cheesecake).


 

Ingredientes:
Un litro y cuarto de leche entera
Dos palos de canela
La cáscara de un limón
100 g de arroz
200 g de azúcar (más unas cucharadas para la costra de caramelo)





Ponemos a hervir la leche con la canela y la cáscara de limón.








Cuando rompe a hervir, echamos el arroz. Hacemos a fuego lento unos 24 minutos, hasta que está espeso y con el arroz muy blandito. Revolvemos de vez en cuando.












Una vez que el arroz está hecho, añadiremos los 200 g de azúcar. No se ponen antes, porque el arroz se pegaría. Antes de poner el azúcar, sacamos la cáscara de limón de la cazuela y lo ponemos en un vaso. Le echamos 3 o 4 cucharadas de azúcar, un par de cucharadas de la leche y aplastamos un poco la cáscara de limón con una cuchara hasta tener un líquido amarillo. Lo colamos y lo echamos en la cazuela del arroz. Añadimos los otros 100 g de azúcar.












ç





Volvemos a poner en el fuego, hacemos unos 5 minutos más, revolviendo constantemente, y ya está. Retiramos la canela y servimos.










Guardamos en la nevera. Una vez frío, preparamos la costra de caramelo. Para ello, repartimos una cucharada de azúcar por la superficie del arroz con leche. Derretimos con el soplete o con el gratinador de horno.










 
Guardamos en la nevera hasta el momento de servir.






 
 










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...