miércoles, 29 de abril de 2015

Tarta de plátano caramelizado





Llevo varios días sin aparecer por aquí. He estado muy ocupada ayudando a crear un blog filosófico bilingüe, Fly Thinking / Pensar a mosca. Tiene entradas cortas donde presenta interesantes problemas filosóficos, algunos muy ligados con juegos de ordenador, series o películas. Os animo a que le echéis un vistazo si tenéis ganas de pensar un poquito o de aproximaros a la filosofía desde una perspectiva diferente.
 
Durante estos días, he seguido haciendo tartas de plátano, mi última obsesión. Ya había publicado el 22 de marzo un budín de platano y me parecía muy pronto para poner otra. Pero es que he hecho una tan rica que me daba pena no compartirla. La primera vez que la hice, se la llevé a casa de una amiga, así que tuve que hacer otra inmediatamente para mi familia, que se había quedado con las ganas. La segunda vez ya decidí sacarle fotos.  
Es una tarta muy simple que consiste en caramelizar los plátanos y ponerlos en la parte superior de un bizcocho simple, el cuatro cuartos (del que ya os hablé en el bizcocho de chocolate "cinco cuartos"). En la tarta de mi amiga puse en el fondo los plátanos, después el bizcocho y, al final, le di la vuelta.
 
En la de casa, puse primero el bizcocho, después los plátanos y la desmoldé sin darle la vuelta. De las dos formas está buena, pero creo que me gusta más la segunda, porque queda por encima un caramelizado que está para morirse.




Ingredientes:
8-10 plátanos maduros
250 g de mantequilla
250 g de azúcar blanquilla
4 huevos
Una cucharadita de levadura tipo "Royal"
Una cucharadita de vainilla
250 g de harina integral





Encendemos el horno a 175ºC, sin gratinador.

Pelamos los plátanos.




Ponemos 100 g de mantequilla y 100 g de azúcar a fuego suave, revolviendo de vez en cuando.








Cuando se han disuelto la mantequilla y el azúcar, añadimos los plátanos y seguimos haciendo a fuego lento. Cuando los plátanos están ya dorados y blandos por un lado, les damos la vuelta con cuidado. Dejamos hasta que se hagan por el otro lado y apagamos.








Con un poco de la mantequilla, engrasamos un molde grande no muy alto.




En un bol ponemos los huevos, el resto de la mantequilla, el resto del azúcar, la levadura, la vainilla y la harina. Batimos hasta obtener una mezcla homogénea.










Extendemos la mezcla sobre el molde, colocamos los plátanos encima y el caramelo.









 
Horneamos hasta que esté dorada, unos 20 minutos.
 
 
 
 
  




Desmoldamos y servimos. Se puede tomar tibia o a temperatura ambiente. Se conserva bien varios días en la nevera.
 

 
 

2 comentarios:

  1. Tiene una pinta muy rica. No soy muy de plátanos en postres pero en formato individual, para sacar unos plátanos demasiado maduros me parece ideal :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este momento lo estoy haciendo tipo plancha, para cortar cuadraditos y llevar a la facultad, con albaricoque y pasas. Tiene una pinta...

      Si no te gustan los platanos en postres, siempre la puedes regalar ;-)

      Un beso

      Marga

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...