viernes, 3 de abril de 2015

Folar da Páscoa (Torta de Pascua portuguesa)






Os dejo esta receta con muchas prisas. Estos días tengo una conexión a internet muy mala y quiero que os de tiempo a prepararla para el domingo de Pascua.

Sabéis que hace unos días escribí la entrada de la mona de Pascua. Allí os contaba que eran las que yo comía en mi infancia. Pues bien, cuando subí la foto a Facebook, una amiga portuguesa, Teresa, me dijo que en Portugal la llamaba folar da Páscoa y me ponía el enlace a una receta. Desde que lasvi me apeteció hacerla. Busqué imágenes en google y vi que se hacían grandes y pequeñas, así que, como ya había hecho la mona grande, decidí hacerlas pequeñas. Me parecieron preciosas con esa cruz o enrejado por encima del huevo.

.


He visto que hay alguna leyenda portuguesa asociada con estos bollos. No sé lo que tendrá de verdad. El caso es que en toda Europa se hacen bollos o roscas de este estilo en estas fechas de fin de la cuaresma e inicio de la primavera.

Las tortas están muy ricas, con ese sabor tradicional que les da el hinojo y la canela. A mí me crecieron muchísimo. Creo que nunca una masa de bollería me ha subido tanto. Se multiplico el tamaño por 3 o 4 en menos de una hora. Así que os recomiendo que hagáis 6 bollos, en lugar de los 4 que hice yo.

Yo las hice sin lácteos, pero la receta tradicional lleva leche y mantequilla.



Ingredientes:
200 ml de leche de soja (u otra leche vegetal o de vaca)
Una nuez de levadura fresca
100 g de margarina vegetal (o mantequilla)
125 g de azúcar
750 g de harina de fuerza (o 700 g de harina de trigo normal y 50 g de gluten de trigo)
2 cucharadas de semillas de hinojo (anís o matalauva)
Una cucharada de canela
½ cucharadita de sal




Se puede hacer en máquina de pan o a mano.

Para hacer en máquina de pan, ponemos en la cubeta (en este orden), la leche, la levadura, la margarina, el azúcar, la harina, el hinojo, la canela, la sal y los huevos. Elegimos un programa de amasado.

Para hacer a mano, templamos la leche con la margarina. La temperatura es unos 40º, así que tendríamos que poder meter el dinero y notar bastante caliente, pero sin quemar. Añadimos la levadura deshecha y el azúcar. Dejamos reposar 5 minutos. En un bol ponemos la harina, el hinojo, la canela y la sal. Hacemos un agujero y echamos la mezcla de la leche. Amasamos un poco, añadimos los huevos y seguimos amasando. Dejamos reposar, en un lugar cálido, hasta que doble su volumen (una hora aproximadamente).










Preparamos los huevos cocidos teñidos. Si no queremos teñidos, podemos seguir las instrucciones de la receta pero sin teñir. Esto es, ponerlos en una cazuela al fuego cubiertos de agua y, cuando hierve, apagar, tapar y dejar reposar 12 minutos. Escurrir y enfriar bajo el chorro de agua.








Una vez que el programa de amasado ha terminado o que la masa ha doblado su volumen, hacemos seis bolas (y dejamos un poco de masa reservada). Las colocamos sobre una fuente de horno cubierta de papel de hornear. Yo hice cuatro bolas y me quedaron demasiado grandes, casi no se veían los huevos. Si viésemos que la masa está muy pegajosa, podríamos añadirle harina hasta conseguir una consistencia manejable. Para manipular la masa, podemos untarnos las manos con aceite o con harina.

Colocamos los huevos en el centro de las bolas. Con la masa reservada, hacemos tiras finitas, para hacer una cruz encima de cada huevo.  Pintamos con huevo batido.










Dejamos reposar en un lugar cálido hasta que vuelve a doblar su volumen. Yo lo hago en el horno a 25º.




Una vez que ha crecido, ponemos el horno a 175º.

Horneamos hasta que estén doradas y al introducir un palillo, en la rosca, salga seco. Son unos 20 minutos








2 comentarios:

  1. Eres una artista de los huevos teñidos :)
    Y esas monas tienen que estar muy ricas!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aisha, me he obsesionado con los huevos teñidos. Me parecen preciosos.

      Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...