domingo, 20 de julio de 2014

"Transfers" de glasa tipo gel para decorar tartas, cupcakes y galletas





Quiero dedicar esta entrada a Ana y a María, que hicieron estos "transfers" conmigo y ahora viven lejos. Hemos pasado muy buenos momentos juntas decorando con glasa.

Cuando estaba haciendo limpieza en mi disco duro, como os contaba en la receta del postre light de queso batido y almendras, me encontré también estos "transfers" de glasa. Los hice hace un par de meses, cuando preparamos las galletas decoradas de primavera de Cocina con Ulises y las galletas arcoíris. Me parecían demasiadas recetas de glasa seguidas, así que las dejé sin publicar. Tenía la idea de hacer una entrada en la que decorasen unos cupcakes, pero va pasando el tiempo y no la hago... Lo bueno de estos "transfers" es que se mantienen en perfecto estado durante meses, así que seguirán en mi estantería esperando su momento.




Los "transfers" son la parte de la glasa de las galletas decoradas, pero sin la galleta. Es decir, hacemos la decoración sobre papel de hornear (o una plantilla de viscosa) y, una vez seca, la utilizamos donde queramos. Como se pueden colocar en posición vertical, las podemos usar para decorar tartas y cupcakes. También se pueden pegar sobre galletas, en lugar de decorar directamente sobre ellas. Para pegarlas, solo necesitamos un poco de miel o mermelada aguada (o un poco de glasa).

Es una buena idea cuando nos sobra glasa y se nos acaban las galletas. 

Yo no había hecho nunca, pero cuando vi el video de Sweet Sugar Belle  en el que enseña a hacer pequeñas rosas, como las que llevan la ropa de los bebés, me entraron muchas ganas. Podéis ver el video aunque no entendáis inglés. Solo con ver cómo lo hace ya se entiende.

Habíamos hecho unas galletas para un trabajo de gimnasia de Ulises y nos había sobrado glasa. Decoré algunas otras galletas, pero se me acabaron muy pronto. Así que decidí probar a hacer "transfers".







Los colores eran un marrón-teja, verde y negro. Empecé haciendo las florecillas, pero pronto me apeteció hacer otras cosas. Como estaba limitada por los colores, pinté jarrones de arcilla y cactus. Probé con distintas boquillas de Wilton para conseguir diferentes texturas.




Como véis, hay muchas con las que se pueden conseguir florecillas, como la 16 o la 22. Para las hojas, la 65 o la 66 son perfectas. 

Lo importante a la hora de hacer "transfers" es no hacer muchas filigranas, porque se romperían a la hora de despegarlas del papel. También que la glasa esté bastante espesa. Yo usé glasa textura gel "El festín de Marga".

Dibujamos sobre papel, esperamos 24 horas a que se seque bien y despegamos. El papel quedará dibujado. Si sois impacientes, como yo, y las despegáis antes, seguro que se os rompe más de una. Si os pasa eso, podéis intentar pegarlas con glasa.

 




































Al día siguiente, preparé un montón de colores para hacer las galletas decoradas de primavera de Cocina con Ulises y las galletas arcoíris. Como me volvió a sobrar muchísima glasa y se me acabaron las galletas, incluso las compradas, me decidí a hacer "transfers" de colorines, con forma de tartas arcoíris y cupcakes. Me encantó el resultado. Como os decía, la idea era con los cupcakes decorar cupcakes, pero ha pasado el tiempo y no lo he hecho. 











Fui paciente esta vez y se despegaron bastante bien.














Un par de ellos no se habían secado suficientemente, porque los hice más tarde, y se rompieron.








Los demás quedaron muy bonitos y hacían juego con algunas galletas, que también tenían motivos de cupcakes.














Les puse un poco de cartón detrás y las metí en bolsas de papel de celofán. Están en mi librería esperando su momento.














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...