domingo, 1 de junio de 2014

Brownies de Cocina con Ulises (Receta fácil en un solo recipiente)





Me gusta desayunar todos los días bizcocho de chocolate. Normalmente, mi madre me hace el suyo que está muy rico, pero hoy cuando le pedí que me lo hiciera, me dijo que estaba muy ocupada preparando todo para decorar galletas. También dijo que si quería, podía hacer yo unos brownies, que había visto hacer a una cocinera sudafricana (Sarah Graham) en un programa de televisión, unos muy fáciles con muy buena pinta. Llevaban mantequilla derretida y, como yo no tomo lácteos, le pusimos aceite.

Tenéis que hacerlos. Se preparan en un momento y os van a gustar mucho. No necesitáis la ayuda de nadie. Sólo para meterlo en el horno, que a mí me da miedo de quemarme.

A mi madre le gustan más los que no son tipo bizcocho, como los que hace ella (brownies "tipo fudge"), pero yo los prefiero así. Mucha gente le pone nueces o trocitos de chocolate. A mí me gustan sin nada, pero si vosotros queréis podéis ponerle.



Ingredientes:
250 ml de aceite de girasol (o mantequilla derretida)
3/4 taza de azúcar
3 huevos
Una taza de harina
3/4 taza de cacao amargo
Una cucharadita (o dos) de levadura Royal
Un poquito de vainilla
Una pizquita de sal
Un sobre de Nescafé (si queréis)





Es tan fácil que hice toda la receta en el sitio donde pone mi madre los ingredientes para sacarles fotos. Solo tardé 5 minutos.

Encendéis el horno a 175º, sin gratinador.


Echáis el aceite y el azúcar en un recipiente grande.
















Después, ponéis los tres huevos. Mi madre dice que es mejor abrirlos en otro sitio, por si cae un poquito de cáscara, pero es más cómodo hacerlo directamente. Yo me fijo que no caiga nada.
















Batimos un poco y ponemos la harina.






Mezclamos.






Añadimos el cacao. Hay que colarlo para que no queden grumos.














Ponemos la levadura, la sal, la vainilla y el café. Batimos hasta que esté todo bien mezclado.




















Cubrimos de papel el fondo de un molde cuadrado o rectangular.








Echamos la mezcla y la extendemos.




















Lo metemos en el horno.








Sacamos a los 20 minutos, más o menos. Al pinchar con una brocheta tiene que salir limpia.






Dejamos enfriar unos minutos, desmoldamos y cortamos en rectangulos o cuadrados. Podemos quitar la parte de los lados para que quede mejor.




















Y ya nos lo podemos comer, caliente o frío.




Os recomiendo que cuando esté frío lo guardéis en una bolsa de plástico para que no se seque.





















7 comentarios:

  1. Tiene que estar delicioso!. Una duda el molde no necesita estar untado para no pegarse o con el papel vegetal es suficiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llega con el papel. No unté ni el borde.

      Ulises

      Eliminar
  2. Ohhhh me has dejado con la boca abierta, eso sí es un paso a paso y un brownie apetitoso!!! Un beso

    ResponderEliminar
  3. Gracias. Casi no pude comer. Vinieron unos amigos y se los comieron todos.

    ResponderEliminar
  4. Ulises genial!!!! y qué fácil! Como queda jugoso como húmedo o mas tipo bizcocho?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queda tipo bizcocho, que es como a mí me gusta.

      Ulises

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...