sábado, 29 de marzo de 2014

Tiras de pollo al horno ("Fingers" de pollo)





En casa nos gusta mucho la comida mexicana que se prepara con uno de esos paquetes que venden en los supermercados, a los que hay que añadir carne, lechuga, tomate y poco más. Ya sé que puede sonar un poco raro en un blog de cocina, pero todos tenemos días en los que nos apetece una comida rica y divertida con poco trabajo. En otra entrada ya os explicaba cómo preparar burritos Tex-Mex de esta manera.

Un día, no hace mucho tiempo, estábamos comprando en nuestro supermercado inglés favorito del sur de Tenerife y vimos que estaban de oferta esos paquetes de comida mexicana de la marca más conocida. Había un montón de variedades que no son habituales en España. Compramos varios, uno era de fajitas con tiras de pollo rebozados. Venía un preparado de pan rallado que había que meter en una bolsa y añadir un poco de aceite. Allí se echaban las tiras de pollo crudo, se mezclaba bien y al horno. El resultado, riquísimo. Se me ocurrió que no hacía falta comprar un paquete de nada para preparar esto. La he tenido entre mis recetas pendientes y, por fin, la he hecho. El éxito en casa ha sido absoluto. Volaron. Las tomamos con salsa mayonesa, pero se pueden tomar con cualquier salsa, por ejemplo, barbacoa. Son ideales para tomar como picoteo.


El resultado es parecido al de las tiras de pechuga de pollo con rebozado crujiente, pero en este caso es mucho más simple de realizar. Lo puede preparar fácilmente un niño. Teníamos pensado ponerlo en Cocina con Ulises, pero el día que lo hice Ulises estaba un poco vago. Además, al no ir fritas son menos calóricas. Yo lo he preparado con orégano y pimentón, pero se puede usar cualquier otra hierba aromática o especia.

Perdonad la calidad de las fotos, que es peor de lo acostumbrado. Normalmente las hago con mi móvil, pero esta vez tuve un problema con él y estaba totalmente bloqueado. Y, claro, la comida no puede esperar...


Ingredientes:
½ kg de pechuga de pollo
Una taza y ½  de pan rallado
Una cucharada de orégano 
Una cucharadita de pimentón dulce
Una pizquita (al gusto) de pimentón picante
Una cucharada y ½ de aceite de oliva
Sal
Una bolsa grande de plástico de cierre hermético





Encendemos el horno a 180º, sin gratinador.

Cortamos la pechuga de pollo en tiras.



En un bol ponemos el pan rallado, el orégano, el pimentón dulce, el pimentón picante y el aceite. Mezclamos y echamos en una bolsa de plástico. Metemos también el pollo, cerramos la bolsa y agitamos hasta que todas las tiras están bien cubiertas de la mezcla.
















Cubrimos una bandeja de horno con papel de hornear y colocamos las tiras encima, sin montar unas sobre otras. Metemos al horno y hacemos hasta que estén bien doraditas, aproximadamente 30 minutos (aunque depende del grosor de las tiras).






Servimos calentitas, acompañadas de alguna salsa.









6 comentarios:

  1. Cristina L. Mosquera4 de abril de 2014, 11:39

    Enhorabuena por el blog Marga. Me encanta. Es muy ameno e ilustrativo. Lo mas curioso fue la manera en que llegué a el, buscando recetas de buñuelos ( duros ), que por cierto me salieron riquísimos.
    Seré una fiel seguidora.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Cristina,

    Qué bien verte por aquí!! Además, me hace mucha ilusión cuando alguien me encuentra por casualidad. La receta de los buñuelos duros es infalible. En la familia, la hace mucha gente.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  3. qué buenos ! Y al horno, mucho más sano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Son muy prácticos y no se mancha nada.

      Eliminar
  4. Los prepare hoy para la cena y riquisimos. Mil gracias Marga por compartir esas recetas tan buenas y sencillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me alegro mucho de que te gustaran ♡♡♡♡

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...