sábado, 8 de febrero de 2014

Ternera yakitori “españolizada” (o “galleguizada”)





Hace poco vimos que habían abierto en la T4 (Aeropuerto Madrid Barajas) un nuevo restaurante. Se trataba de una versión rápida del famoso restaurante japonés Kabuki, llamado Kirei by Kabuki. Nos llevamos una alegría enorme. Pasamos muchas veces por la T4 y su oferta culinaria es muy reducida. Casi siempre acabamos en McDonalds. No es tan malo como pueda parecer, ya que tiene un McCafé. Creo que es el único McCafé que hay en un aeropuerto. Me gusta porque puedo pedir un café con leche de soja y unos macarons. Los macarons están bastaste buenos y el café con leche de soja es todavía una rareza en España, así que es una buena opción. Además, tienen mesas de juego gratuitas.








Pero claro, la última vez no nos pudimos resistir al Kabuki. Kabuki es una cadena de restaurantes japoneses, dirigida por Ricardo Sanz. Hay tres, dos en Madrid y el Abama Kabuki en Tenerife. Todos tienen una estrella michelín. Están considerados los mejores restaurantes japoneses de Europa.

La experiencia en el Kirei by Kabuki fue buenísima. Un servicio impecable y unos platos exquisitos. Fueron tan amables que, como uno de los platos se retrasó, para compensarnos nos trajeron tres nigiri de huevo de codorniz con trufa. Riquísimos. Todo lo que tomamos nos encantó, pero a  mi hijo lo que más le gustó fue la brocheta de pollo yakitori. Como sabéis los seguidores de este blog, a mi hijo le encanta el pollo (como a muchos niños), especialmente en preparaciones asiáticas. Tenemos el pollo tandoori, los pinchos de pollo satay, el curry madrás con pollo, el curry indio amarillo de pollo de Cocina con Ulises, el pollo con anacardos tailandés, el bocadillo de pollo teriyaki y muchas otras recetas de pollo.




 





Desde entonces me ha estado pidiendo que le prepare el pollo yakitori. Aún no lo he hecho, pero hoy tenía unos filetes de ternera. Me dijo que se los hiciera de alguna forma oriental. Busqué la receta del pollo yakitori para adaptarla. El problema es que la receta del yakitori (焼き鳥, やきとり) lleva dos ingredientes japoneses, sake y mirin. No tenía ninguna de los dos, así que los sustituí por vino albariño (sí, como buena gallega tenía una botella abierta). El resultado, fabuloso.

Otra cosa, el yakitori normalmente va en brochetas a la parrilla. Como mis filetes eran muy finos y está es una versión libre del plato japonés, me pareció que podía quedar más rico así. Prometo que otro día haré la receta con trozos grandes de pollo en brocheta. Ya os contaré.



Ingredientes:
500 g de filetes de ternera cortada en tiritas
75 ml de salsa de soja
75 ml de vino albariño (u otro vino blanco)
Una cucharada de azúcar moreno
2 cucharadas de aceite




Ponemos en un cazo la salsa de soja, el vino y el azúcar. Calentamos hasta que hierva. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocer unos 3 minutos, para que se evapore el alcohol. Reservamos y dejamos enfriar.












Si no tenemos los filetes en tiritas, los cortamos. 

Ponemos el aceite en una sartén grande al fuego. Cuando el aceite está caliente, echamos la carne y doramos un poco. Añadimos la salsa. Dejamos que se haga todo junto un par de minutos. 












Servimos la ternera acompañada de arroz blanco.












2 comentarios:

  1. No soy muy carnívora pero esta receta me encanta!!! La guardo en pendientes :)
    besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...