domingo, 2 de febrero de 2014

Codillo de cerdo asado con batata





Hasta hace muy poco tiempo, yo no conocía la costumbre británica de comer asados los domingos (Sunday roast). Se pueden hacer de todo tipo de carnes y, según he visto en algunos de los programas de cocina de la BBC, es muy habitual prepararlos con el horno muy suave durante muchas horas. La verdad es que es una idea muy buena. No da ningún trabajo y, si pasamos la mañana del domingo en casa, podemos tener la carne en el horno haciéndose lentamente. La carne queda así mucho más tierna y jugosa. Yo antes asaba la carne con el horno muy fuerte, pero me he dado cuenta de que así queda mejor.

Había comprado dos codillos grandes en una carnicería alemana. Pensaba hacerlos cocidos, al estilo del lacón gallego. En esta época del año, justo antes de carnavales, se comen en Galicia muchas laconadas. Se cuece lacón salado con patatas, grelos, chorizo,… Está todo buenísimo. No solo se prepara en casa, sino que se puede encargar en un restaurante y tener allí una cena con amigos. Yo suelo hacer mi versión casera en Tenerife, aunque sea con un codillo sin salar. Pero hoy me di cuenta de que no tenía ni patatas, así que decidí cambiar mi pseudo-laconada por un Sunday roast.

La última vez que estuvimos en Londres fue en febrero pasado. Nos quedamos en un hotel estupendo, The Strand, en pleno centro, junto a Covent Garden. Desde la ventana de la habitación veíamos la entrada del hotel Savoy, donde tanto nos gusta tomar el té (como os contaba en la receta de los scones de bacon).






Cuando hicimos la reserva, vi en la página web que había la opción de apuntarse gratis al asado del domingo. Como era gratis lo hicimos, aunque no teníamos claro que fuéramos a ir. Pensábamos que a lo mejor estábamos en el otro extremo de la ciudad en ese momento y que lo más fácil es que fuera una porquería. Al final nos coincidió bien y fuimos. Nos encantó. Había carnes y verduras de muchos tipos y todo estaba riquísimo.

Yo he preparado este asado con batata, porque era lo que tenía en casa. Lo podéis preparar con patatas o con cualquier verdura. Yo lo tuve tres horas y media (más 15 minutos de reposo). Si no tenéis tanto tiempo, podéis empezar con una temperatura inicial más alta.



Ingredientes:
2 codillos grandes
Una batata grande o dos medianas
Una cucharada de aceite
Una cucharada de orégano 
Sal




Encendemos el horno a 125º. 2 horas.

Colocamos los codillos en una fuente de horno con un dedo de agua. Salamos y cubrimos de orégano. Metemos en el horno durante dos horas.








Pelamos la batata y la cortamos en tiras como de patata frita.








A las dos horas, sacamos la bandeja, damos la vuelta a los codillos y colocamos la batata. Echamos sal a las tiras de batata y un chorrito de aceite. Ponemos un poco más de agua, pero sin llegar a cubrir la batata.






Subimos el horno a 150º. Metemos la fuente y dejamos que se haga una hora más. Si vemos que se nos evapora el agua de la fuente, podemos poner un poco más.




Pasada la hora, subimos el horno a 175º.  Podemos dar la vuelta a los codillos, si ya están bien tostados, y dejamos que se hagan media hora más. Sacamos  y dejamos reposar unos 10 o 15 minutos cubiertos de papel de hornear.










2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...