miércoles, 19 de febrero de 2014

Arroz con leche vegano (o no…)





No os podéis imaginar cuánto me gusta el arroz con leche. No lo  hago casi nunca, porque, cuando lo hago, me obsesiono con él y no puedo dejar de comerlo. Lo guardo en la nevera, pero no está en la nevera, está en mi mente. Y voy una y otra vez a servirme, hasta que lo acabo. 

Eso sí, me gusta el arroz con leche rico. Parece una obviedad, pero es que, a vece,s pides arroz con leche en restaurantes y te traen una cosa horrible. Con lo fácil que es de hacer. No entiendo cuando te lo sirven con el arroz duro y la leche completamente líquida.

Mi madre lo hace muy bueno y mi tía Laura (la del New York Cheesecake “Tía Laura”) también. Mi tía aplasta el limón con el azúcar, consiguiendo un suave sabor a limón que me encanta.

Sé que hay gente que cuece primero un poco el arroz en agua. Yo os digo que no hagáis eso. Lo mejor es que se haga en la leche desde el principio. De esta manera, estará totalmente cremoso.

Hacía tiempo que tenía ganas de probar a hacerlo con leche de soja, para así conseguir una versión vegana. También sustituí el azúcar refinado por azúcar panela. Este azúcar al ser tan moreno, le da un sabor caramelizado que me encantó. Con la cantidad que yo uso de azúcar, queda bastante dulce. A mí me gusta así. Si no os gustan los postres muy dulces, podéis reducir la cantidad en un tercio.

Se puede usar leche de vaca entera y azúcar blanquilla. Os saldrá un arroz con leche clásico riquísimo. Lo importante es usar arroz bomba (u otro tipo de arroz redondo). No vale arroz largo ni basmati.



Ingredientes:
100 g de arroz bomba
Un litro de leche de soja (o leche de vaca)
150 g de azúcar panela (o azúcar blanquilla)
Una cáscara de limón 
Un palo de canela
Canela molida para espolvorear




Ponemos en una cazuela la leche, el arroz, la cáscara de limón y el palo de canela. Ponemos al fuego. Cuando hierve, ponemos al mínimo. Cocinamos hasta que espese, revolviendo continuamente. Tarda unos 40-45 minutos. También se puede hacer en Thermomix, a 100 grados, velocidad cuchara, 40 minutos.


















Añadimos el azúcar y cocinamos unos 5 minutos más, hasta que el azúcar esté bien disuelto. Con la cuchara apretamos un poco la cáscara de limón contra el borde de la cazuela, para que suelte sabor.










Servimos, en una fuente grande o en platos individuales, y dejamos enfriar. 





A mí me gusta de la nevera, pero hay quien lo prefiere a temperatura ambiente (o, incluso, caliente). A la hora de comer, espolvoreamos de canela molida.













2 comentarios:

  1. ese color de arroz con leche es muy peculiar, lo he visto solo en tu receta, se ve muy apetecible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, el color se lo da el azúcar panela. También le da un sabor como caramelizado muy rico. Cuando lo puse en el blog algunas personas pensaron que llevaba chocolate por el color. Gracias por tu comentario. Un abrazo,

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...