lunes, 14 de octubre de 2013

Torta de caracolas de salami y queso





Ya publiqué en junio una entrada de caracolas de bollería. Eran caracolas dulces rellenas de canela y frutas pasas. Las preparé en tamaño pequeño individual. Con una técnica similar prepare los lazos veganos con coco, pasas, frutos secos y canela. Pero me faltaba por publicar una receta de caracolas saladas. En este caso la masa de brioche que uso es la que viene en el recetario de la Thermomix, aunque yo la preparé con la máquina de pan. Se puede amasar también a mano. No entraña ninguna dificultad.

Tengo ganas de hacerlas un día rellenas de sobrasada, como las que preparó Mª José en directo al paladar, pero esta vez las hice de salami y queso. Mi hijo llevaba casi un año pidiéndomelas. En casa no solemos comer salami. Solía hacer las caracolas de jamón york y queso. Un día no teníamos y encontré un paquete de salami perdido en la nevera. Se lo puse y desde entonces es nuestro sabor favorito para estos bollos. Esta vez decidí juntar las caracolas en forma de torta, en lugar de individuales. En parte por estrenar un molde redondo grande, que acababa de comprar, y en parte por tener una foto diferente. El resultado fue espectacular. Mira que las he hecho muchas veces, pero cuando las saqué del horno me impresionaron.

Aunque no lo parece, cuando se está preparando, salen muchísimas caracolas. Aunque usé un molde muy grande, no me cupieron todas. Hice también otra torta rectangular. 






Ingredientes: 
150 ml de leche
4 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente (2 para la masa y 2 para el relleno)
50 g de azúcar
Una nuez de levadura prensada fresca 
400 g de harina de fuerza
Una cucharadita de sal
3 yemas de huevo + un huevo para la decoración
200 g de queso tipo mozarella en lonchas
200 g de salami




Batimos ligeramente las yemas. Ponemos todos los ingredientes, excepto el queso, el salami, el huevo entero y dos de las cucharadas de mantequilla, en la máquina de pan, en el orden en el que aparecen en la lista.


 







Si queremos hacer la masa a mano, templamos la leche con dos cucharadas de mantequilla. Añadimos el azúcar y la levadura de panadería. En un bol ponemos la harina de fuerza y la sal. Hacemos un agujero y echamos la mezcla de la leche. Amasamos un poco, añadimos las yemas ligeramente batidas y seguimos amasando. Dejamos reposar, cubierta por papel film, hasta que doble su volumen.

Una vez tenemos la masa hecha, por uno u otro método, encendemos el horno a 50º. Enharinamos una superficie de trabajo grande y estiramos la masa con el rodillo, hasta obtener un rectángulo alargado.










Derretimos las dos cucharadas que tenemos reservadas de mantequilla. Untamos toda la superficie de la masa con mantequilla. Después colocamos el salami y el queso, intentando que quede uniformemente repartida y dejando el trozo del borde superior sin nada.










Enrollamos la masa a lo largo, de manera que nos queda como un salchichón largo. Cortamos rodajas no muy gruesas, como de un centímetro.










Preparamos un molde grande de horno (no importa si es redondo o cuadrado) con una base de papel de hornear. Por los lados, engrasamos con un poco de mantequilla o aceite. Vamos colocando las rodajas, de manera que se vea la espiral. 








Apagamos el horno y metemos la bandeja con las espirales, para que crezcan al calor. Las dejamos reposar una media hora. 




Sacamos el horno y lo subimos a 175º.

Batimos el huevo y pintamos con él toda la superficie de las caracolas.







Cuando el horno está caliente, metemos las caracolas unos 20 minutos, hasta que estén doradas.








Desmoldamos. Ya veréis lo bonita y rica que está esta torta.











4 comentarios:

  1. Por dios! Qué pinta tiene esa torta! Es para no dejar ni una pizca! xD

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hijo no quería comer otra cosas... Un beso,

      Eliminar
  2. La hice pero con masa de hojaldre, con queso harvati y aunque soltó toda la grasilla tenía un sabor explendido. Lo orobaré con tu masa. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ruth,

      me alegro de verte otra vez por aquí!! Es que el queso havarti tiene mucha grasa y si le sumas la grasa del hojaldre... Pero seguro que estaba buenísimo. Yo hago muchas veces el hojaldre con salchichas.

      Pruebalo con la masa de bollería. Puedes poner un queso graso, porque esta masa sí lo absorbe y quedará muy bien. Yo le he puesto havarti a veces.

      Un beso,

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...