sábado, 21 de septiembre de 2013

Ensalada tibia de melón con albahaca roja y pistachos





Ayer leí en el New York Times un artículo de Mark Bittman explicando su dieta “Vegan before 6” (Vegano hasta las 6). Para acompañar el artículo daba cinco recetas de platos veganos con los que empezar esta dieta. Había una de melón gratinado con vinagre balsámico y piñones que me encantó desde el primer momento. Era un postre. 

Esta mañana estaba trabajando y sólo podía pensar el melón gratinado. Decidí que, al llegar a casa, lo iba a hacer. Tenía un melón gala maduro que me iba perfecto. A mí el melón me gusta mucho. Cuando era pequeña, comíamos mucho melón con jamón. Después el plato pasó de moda y casi no se come. Cuando me lo sirven en algún sitio, siempre me llevo una sorpresa agradable.

Pues volviendo a casa y pensando en el melón, en el melón con jamón que comí este verano en la Aldea del Pinar, en el melón con piñones de la receta de Bittman, los piñones me recordaron al pesto. Sabéis que el pesto se hace con piñones y albahaca. Casualmente tenía en casa un ramillete de albahaca roja, que había comprado ayer no sabía bien para qué. Nunca la había visto antes. También tenía una lechuga lollo rosso. La lechuga lollo rosso es una variedad italiana, con tonos rojos, rosas y morados y un poco amarga. Pensé que la combinación de la lechuga con la albahaca, todo en tonos rojos, podría quedar preciosa, además de muy rica. Y así fue como decidí convertir el melón gratinado en una ensalada tibia. Y el planeado postre, en un plato principal.

Al llegar a casa me di cuenta de que no tenía piñones. No me importó. Tenía unos pistachos naturales que combinaban a la perfección, tanto en sabor como en color, con mi ensalada.

Por supuesto, esta ensalada se puede preparar con cualquier tipo de lechuga y con albahaca verde.


Ingredientes:
Una lechuga lollo rosso 
Un ramillete de albahaca roja
½ melón redondo pequeño tipo gala
50 g de pistachos naturales pelados
Sal
Una cucharada de aceite de oliva virgen
Vinagre balsámico 





Encendemos el gratinador del horno. Yo usé un hornito pequeño, tipo tostador.

Pelamos el medio melón. 




Lo partimos en rajas, como de dos centímetros de grosor. Las ponemos en una fuente de horno y las metemos a gratinar unos cinco minutos, no muy cerca del gratinador.




Limpiamos y lavamos la lechuga, escurrimos. Separamos las hojas y las flores de albahaca, las lavamos y las ponemos con la lechuga.  






Ponemos en un bol.




Aderezamos con un poco de sal y aceite.




Damos la vuelta, con cuidado, a las rajas de melón. Añadimos los pistachos. Volvemos a meter al horno un par de minutos.




Sacamos las rajas de melón del horno y las colocamos encima de la lechuga y albahaca. Espolvoreamos los pistachos por encima.








Terminamos de aliñar con el vinagre balsámico. Yo eché muy poquito con un spray, pero esto es al gusto. Servimos inmediatamente.










2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...