viernes, 12 de julio de 2013

Pastel frío “light” de chocolate con especias





Estos días estoy haciendo postres “light”, con muy pocas calorías, para intentar hacer un poco de dieta. En el blog hay bastantes recetas de este tipo. Entre ellas están el pastel “light” de arroz con leche (sin arroz), la crema de limón "light", la panna cotta "super light" de té chai, el New York Cheesecake "de dieta", la mousse de chocolate "light" con frambuesas, las natillas "light" , la tarta de queso y limón "light" y las cookies almendradas "de dieta" con avena y agave. Para conseguir que queden consistentes, uso habitualmente agar-agar o gelatina de cola de pescado. 

En este caso, he hecho un pastel de chocolate. Sí, ya sé que el chocolate tiene muchas calorías, pero creo que al no añadir azúcar ni harina, el resultante es bastante ligero. Al chocolate le añado bastantes especias, así con todos aromas se compensa la falta de más azúcar. Yo no lo he hecho, pero se puede añadir también algún edulcorante. Cada uno puede poner las especias que le gusten. Las que os pongo en la lista de ingredientes son solo un ejemplo. Con un toque de cayena o pimienta también está muy rico.

Yo utilice jengibre, nuez moscada y una mezcla que compré en la tienda norteamericana Trader Joe´s. Se supone que esa mezcla es para usar con la tarta de calabaza. Lleva jengibre, clavo, cardamomo, nuez moscada,… 




Al final, puse también un poco de mezcla rooibos chai, que traje de Londres. 






La verdad es que me encantó el resultado. La mezcla de sabores resultó perfecta.



Ingredientes:
750 ml de leche desnatada (o entera, de avena o soja)
100 g de chocolate postres (o chocolate al 70% o chocolate de cobertura)
4 g de agar-agar en polvo
¼ cucharadita de jengibre en polvo (opcional)
¼ cucharadita de canela en polvo (opcional)
¼ cucharadita de clavo en polvo (opcional)
¼ cucharadita de nuez moscada en polvo (opcional)






Ponemos la leche a hervir con las especias. 




Rallamos el chocolate. 




Disolvemos el agar-agar en un par de cucharadas de agua fría.




Echamos el chocolate en la leche, antes de que hierva, y revolvemos continuamente para que no se pegue. 





Así que hierve, echamos el agar-agar y bajamos la temperatura. Seguimos revolviendo hasta que el chocolate esté completamente disuelto.





Colamos y servimos en los recipientes. Puede ser uno grande o varios pequeños. 




Enfriamos en la nevera. Cuaja enseguida. Si tenemos prisa, podemos meterlo un ratito en el congelador.

A la hora de servir, si queremos le damos la vuelta. Se desprende mucho más fácilmente que la gelatina. No hace falta sumergir el recipiente en agua caliente.




También podemos servirlo en el recipiente donde haya cuajado. Puede estar a temperatura ambiente, que mantiene la consistencia.  

Espolvoreamos, si queremos, con cacao amargo, siempre colándolo para que quede suelto y sin grumos.













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...