lunes, 29 de julio de 2013

Muffins veganos de espelta integral con arándanos y frambuesas






Hacía tiempo que quería hacer unos muffins veganos, así que no podrían llevar huevo. Ya sabéis que me gusta poner recetas vegetarianas, veganas, sin lácteos…Me parecía complicado hacer unos muffins sin huevo, hasta que vi un programa en televisión de Rachel Allen, donde lo solventaba poniendo vinagre de manzana. Decidí probarlo. Claro que la mayor parte de los veganos no toman tampoco azúcar ni harinas refinadas. La receta de Rachel Allen llevaba ambas cosas, por lo que yo la cambie para ponerle harina integral y sirope de arroz.

También le puse mucha más fruta. Alguno de los muffins, quedó tan lleno que parecía más un pastel de fruta, o un cobbler individual, que un muffin. Se puede poner solo 100 g, pero a mí me encantan con mucha. Se puede usar cualquier fruta, pero los muffins de frutas rojas quedan siempre muy ricos.




No tenía leche de avena, así que la hice yo, tal y cómo explicaVega en su blog. Los restos de avena, los puse también en los muffins. Si se quiere usar leche de avena ya preparada, se pondrán 200 ml y se pondrán 100 g más de harina.




Ingredientes:
200 g de harina integral  (+ otros 100 g si usamos leche de avena ya preparada)
3 cucharadita de levadura tipo Royal
Una cucharadita de bicarbonato sódico
½ cucharadita de vainilla
½ cucharadita de sal
½ taza de sirope de arroz (o de agave)
125 g de copos de avena (o 200 ml de leche de avena o de soja)
50 ml de aceite de girasol (o de oliva suave)
Una cucharada de vinagre de manzana
300 g de frambuesas y arándanos




Si vamos a preparar la bebida de avena, a partir de los copos, tenemos que prepararla con dos horas de antelación. Ponemos los 125 g de copos de avena en un litro de agua.




Dejamos reposar dos horas.

Pasadas las dos horas, encendemos el horno a 180º.

Metemos en una batidora de vaso, la mezcla de avena y trituramos completamente.




Colamos. Reservamos los restos de avena.




De la leche de avena solo vamos a usar 200 ml. El resto lo guardamos en la nevera y lo usamos para lo que queramos.




Lavamos la fruta y escurrimos.




Ponemos en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato, la levadura, la vainilla y la sal.




En otro bol, mezclamos los líquidos: sirope, 200 ml de leche de avena, girasol y vinagre.




Juntamos las dos mezclas, revolviendo con una espátula hasta que queda una masa homogénea.




Añadimos los restos de copos de avena (si no los tenemos, ya habremos puesto 100 g más de harina).




Incorporamos los arándanos y frambuesas, con cuidado de que no se deshagan.






Ponemos los papeles en los moldes de muffins.




Llenamos bastante, pues no crecen mucho.




Metemos en el horno 15-20 minutos, hasta que estén doraditos.




Retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla.




Como llevan mucha fruta, es mejor congelar los que no vayamos a consumir en el día.














6 comentarios:

  1. Justo el domingo compré harina de espelta en el molino. A ver si me pongo con estos muffins
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustaron mucho. Son poco dulces. He visto tu blog y me encanta.
      Un beso.

      Eliminar
  2. felicidades por el blog me encanta. Veo que tratáis el tema vegano. Os seguiré de cerca.

    Un saludo

    Sdesabor

    www.sdesabor.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! He visto tu blog y está muy bien. Suerte con él!! Quiero poner muchas mas recetas veganas.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hola dondepuedo encontrar el sirope de arroz.
    Julia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En herbolarios. Pero lo puedes sustituir por sirope de agave o miel.

      Eliminar