domingo, 7 de julio de 2013

Crema de limón “light”





El otro día, después de hacer la “Lemon meringue pie”, me quedé pensando que era muy sencillo hacer una crema de limón muy ligera. 

Así que, usando la misma técnica que empleé en esa receta, me puse a preparar esta versión de la crema. Sustituí el azúcar por edulcorante. Yo usé Sucralín, pero cada uno puede usar su favorito. Lo único que tenéis que comprobar es que se pueda calentar. Algunos, como el aspartamo, no se puede. Por supuesto, se puede usar también azúcar. Además, en lugar de incorporar mantequilla, simplemente añadí agua al final.

Queda una especie de natillas, con un sabor a limón muy rico. Se puede hacer también un merengue con edulcorante y ponerlo por encima.


Ingredientes:
200 ml zumo de limón (de tres limones, aproximadamente)
Ralladura de dos limónes
12 g de Sucralín (o 200 g de azúcar)
3 huevos
200 ml de agua hirviendo
Jarabe de agave (opcional)




Rallamos dos limones. 




Exprimimos los limones. No importa si el zumo lleva pepitas o pulpa. Colaremos la crema al final.





Batimos los huevos.




Mezclamos el zumo de limón, la ralladura, el edulcorante (o azúcar) y los huevos. 




Lo ponemos al baño maría hasta que espese, revolviendo constantemente.




Cuando está espesa, añadimos el agua hirviendo. 




Revolvemos hasta que volvemos a tener una crema uniforme.




Colamos la crema, para retirar las ralladuras y disolver cualquier grumo. 




La dejamos enfriar en los recipientes donde vayamos a tomarla. A mí me gusta ponerle, en el momento de comerla, un chorrito de jarabe de agave, para que contraste el dulzor del agave con el ácido del limón.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada