sábado, 1 de junio de 2013

“Bacalhau dourado” en versión ligera (Bacalao dorado)






El bacalhau dourado es un plato típico de Portugal que combina el bacalao desmigado con huevo. Lo habitual es que lleve también patatas tipo paja y cebollas. Yo, como quería hacer una versión ligera, no le puse patatas. Estuve leyendo varias recetas portuguesas en la red y esta de Petiscos, me gustó especialmente.

Cuando voy a Portugal es uno de los platos que me gusta tomar, aunque no soy muy aficionada a las tortillas ni a los huevos (especialmente fuera de casa). Algún día os contaré mi historia con los huevos y sus cascaras. Tengo una especie de trauma. Pero cuando pienso en el bacalhau dourado me asoma una sonrisa a la cara. Es uno de los platos que comimos en el restaurante de la Pousada de San Teutonio (en ValenÇa do Minho), un día que fui a Portugal con mis amigas de toda la vida. 

Habíamos quedado para ir a Santiago, a hacer el último tramo del camino y pasar el día. Hacía mucho tiempo que no pasábamos un día juntas. El último tramo del camino es muy corto y en ciudad, así que lo hicimos muy deprisa. Santiago estaba lleno de gente, era año santo y agosto. Nos agobiamos. De repente a alguna (no recuerdo a quien) se le ocurrió la idea de por qué no íbamos a Portugal. Portugal está a unas dos horas por autopista de Santiago. Todas acogimos entusiasmadas la idea y allá nos fuimos, rumbo a Valença do Minho. Valença es una ciudad preciosa, construida sobre una montaña y rodeada por una fortaleza, y muy muy cuidada. Está llena de tienditas pequeñas, donde venden mantelerías, toallas, etc. Pasamos el día comprando y comimos en la pousada. Pero era uno de esas veces en los que todo te hace gracia y no paramos de reírnos. Qué bien se pasa cuando se pasa bien. Todavía hoy, nos morimos de risa cuando recordamos aquel día. Me gustaría poneros una foto, pero creo que mis amigas me matarían.

Para comer, como éramos cuatro, pedimos cuatro raciones, dos de bacalhau dourado y dos de otro tipo de bacalao (creo que al horno con crosta de mayonesa). No nos dimos cuenta de que en Portugal siempre hay que pedir medias raciones, porque las raciones son muy grandes. Además, que te traen tantos aperitivos siempre, que ya te llenas. Nos trajeron primero el dourado y no fuimos capaces de acabarlo. Menos mal, que el camarero accedió a retirarnos el pedido de las dos raciones del otro bacalao.

Este plato saldrá mejor cuanto mejor sea el bacalao y los huevos. Yo, como no tenía mucho tiempo, compré un bacalao en migas ya desalado. Resultó ser bastante bueno. Compré huevos camperos, porque quería que me quedase muy amarillo. Los huevos camperos fueron un desastre. Tenían menos color y sabor que los normales de supermercado. Pese a eso, el plato estaba muy rico.

En muchas recetas, le echan al bacalhau dourado un chorrito de nata. Como yo estaba haciendo una versión ligera, eché un chorrito de leche desnatado, aunque no es necesario.


Ingredientes:
750 g bacalao desalado en migas o trozos pequeños
Una cebolla grande
4 huevos
50 ml de leche desnata o nata (opcional)
Aceite de oliva
Sal y pimienta


 
 
Cortamos la cebolla en rodajas finitas.




Ponemos en una cazuela un fondo de aceite de oliva (entre 2 y 4 cucharadas). 




Echamos la cebolla y dejamos que se haga a fuego lento. 




Una vez que la cebolla está ligeramente dorada, añadimos el bacalao. Dejamos hacer entre 5 y 10 minutos, removiendo de vez en cuando.




Batimos los huevos y los añadimos. Echamos también la leche y un poquito de pimienta. Si es necesario, ponemos sal, pero debemos de probar antes. Revolvemos continuamente hasta que cuaje el huevo.






Yo dejo que el huevo se haga completamente, porque no me gusta suelto, pero se puede dejar cuajado sin terminar de hacer. Además, si es en cazuela de barro, se termina de hacer con el calor de la cazuela. 

Es un plato riquísimo y lleno de proteínas. Por cierto, la servilleta de la foto la compré ese día en Portugal.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...