viernes, 31 de mayo de 2013

Pulpo a la plancha con ajada de guindilla y alioli





En Sada, se come mucho pulpo, pero normalmente “a la gallega”.  Hace algunos años abrieron en la zona del Puerto algunos restaurantes, que en su carta tenían el pulpo a la plancha. Como me gusta mucho el pulpo, lo pedí para probar y me encantó. A partir de entonces, si lo veo en una carta, normalmente es lo que elijo. La última vez fue cenando con mis amigos en el Tamei. Pese a lo que me gusta, y a que hago muchas veces pulpo en casa, nunca me había decidido a prepararlo.




Ahora tenía en el congelador un pulpo buenísimo, muy grande, que había comprado en Makro. Pensé que un pulpo de ese tamaño podía quedar buenísimo a la plancha. Busqué recetas en la web, pero no me decidí por ninguna, aunque la De rechupete fue la que más me gustó y de donde saqué la combinación de salsas. Lo que me quedó claro es que primero tenía que cocer el pulpo, de la manera habitual, y después hacer los tentáculos a la plancha hasta que se tostasen un poco por cada lado.

Como el pulpo me gusta picante (ya veis que, en este blog, no sólo lo he preparado a la gallega, sino también en curry rojo), le preparé una ajada de guindilla para acompañarlo. Además, hice un alioli con parte de la ajada. La mezcla de sabores fue magnífica.

El pulpo era tan grande que pude dejar la mitad para el día siguiente. Pesaba experimentar con otra receta acompañándolo de pimientos, pero nos gustó tanto a la plancha que repetimos el plato.


Ingredientes:
Un pulpo de unos 2 kg (congelado previamente y descongelado)
8 dientes de ajo
Unas guindillas
Una cucharada de pimentón dulce
Un huevo
Aceite de oliva
Sal (mejor si es de escamas, o gorda)




Cocemos el pulpo, siguiendo las instrucciones de la receta de pulpo “a la gallega” (o pulpo “a feira”).










Sacamos del agua. El resto de la receta se puede hacer con el pulpo caliente o frío, así que se puede cocer previamente y, a la hora de comer, terminar la receta. Yo no lo hice, pero se pueden preparar unas patatas en el agua donde se ha cocido el pulpo. Quedan riquísimas. También se puede preparar un puré de patatas para acompañar al pulpo.

Cortamos los tentáculos del pulpo que vayamos a preparar.





Picamos los ajos en láminas, menos 2 o 3 que los dejamos enteros.




Ponemos 4 o 5 cucharadas de aceite de oliva en una sartén pequeña. Echamos los ajos y las guindillas.




Dejamos dorar los ajos a fuego lento. Apagamos y echamos el pimentón. 




Revolvemos y reservamos. Retiramos los dientes de ajo que habíamos dejado enteros.




Preparamos un alioli con los ajos enteros que hemos dorado. Los ponemos en el vaso de la batidora. Echamos un vaso de aceite encima.




Ponemos también un huevo. 




Metemos la batidora de brazo hasta el fondo de vaso, encendemos y vamos subiendo y bajando lentamente, hasta que espese. Una vez espesa, echamos un poco de sal  y una cucharada del aceite con pimentón. Batimos hasta que se incorpora. Reservamos.




Ponemos la plancha en el fuego con un poco de aceite. Ponemos los tentáculos y los hacemos a fuego lento para que se tuesten un poco por cada lado.




Servimos los tentáculos partidos en rodajas, pero manteniendo la forma. 




Primero le echamos la sal.  




Después, la ajada por encima. 




A su lado, ponemos el alioli. Si hubiésemos preparado patatas, le echaríamos el alioli por encima.















.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...