miércoles, 29 de mayo de 2013

Pan francés de mezcla “al estilo de Jesús”





Cuando en febrero estuve en San Sebastián, mi amigo Jesús nos invitó a cenar en su casa a Fernando (otro amigo) y a mí. A Fernando le acababan de regalar una máquina de hacer pan con la que estaba encantado. Yo ya sabéis que soy fan incondicional de esa maquinita, así que pasamos media cena contando lo fantástica que era. A Jesús, que es muy buen cocinero (de él proviene la manera de hacer el pescado al horno que explico en la entrada de cherne con mojo de cilantro), le faltó tiempo para ir a comprarse una. Al principio no le salían los panes a su gusto, porque no conseguía la levadura adecuada. Ahora, como no podía ser menos conociéndolo, se ha convertido en un experto panadero.

Cuando la semana pasada estuve de nuevo cenando en su casa, me sirvió un pan exquisito. Es distinto a los panes que hago yo normalmente. La textura es de pan-pan, no de pan de molde. Es más ligero y esponjoso.

Para conseguirlo, me dijo, mezcla una de las harinas que venden preparadas en Lidl para panes integrales, o de semillas, con harina de fuerza de trigo. Utiliza el programa de pan francés de la máquina de pan, que tiene un tiempo de levado mayor. Y, además, la cantidad de agua que echa es menor de la recomendada en los paquetes de harina. Él pone sólo 60 ml de agua por 100 g de harina.

El resultado es buenísimo y a mí ya me ha convertido a sus panes franceses. Al menos, por una temporada.

Jesús me dio las cantidades para un pan hecho con 350 g de harina. Sale un pan de medio kilo. Yo he adaptado esas medidas para un pan con 500 g de harina, dado que el molde de mi máquina de pan es mayor y quería que el pan me quedara alto.

Ingredientes:
200 g de mezcla integral para pan (de Lidl o cualquier otra marca)
300 g de harina de fuerza
5 g de levadura rápida de panadería (o ½ nuez de levadura prensada de panadero)
½ cucharadita de sal
300 ml de agua tibia





Echamos en el recipiente de la máquina de pan el agua tibia y la levadura. A continuación las harinas y la sal.  Seleccionamos el programa para pan francés. Si tenemos la opción, elegimos muy tostado.



  
Si lo queremos hacer a mano o en Thermomix, disolvemos primero la levadura con el agua tibia. Esperamos 5 minutos antes de empezar el amasado. Para ello, ponemos las harinas y la sal en un bol, echamos el líquido en el centro y amasamos hasta tener una masa uniforme. La dejamos reposar tres cuartos de hora en un lugar templado, cubierto el bol con papel film. Pasado ese tiempo, lo ponemos en un molde rectangular o le damos la forma que nos guste. Lo dejamos crecer otros tres cuartos de hora en un sitio templado. Encendemos el horno a 200º y, cuando esté caliente, horneamos hasta que esté dorado. 





















4 comentarios:

  1. Y nada de aceite? yo le pongo siempre unos 50 gr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo le pongo aceite al blanco. Nada, sólo eso. Muy rico.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Jesús, al leer la entrada, dice que él me dijo 70 ml. Yo primero lo hice con 70 pq me parecía poco 60 y me salió apelmazado. Con 60 perfecto.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...