miércoles, 8 de mayo de 2013

Cobbler de fresas






Estaba deseando que llegara la primavera, para empezar a hacer tartas de frutas. Ya sé que tenemos muchas frutas en invierno, especialmente aquí en Canarias, pero es que me encantan las tartas de fresas, cerezas, nectarinas, albaricoques, etc. Tenía pendiente preparar un cobbler, que me había pedido Carmen, una amiga, en Facebook. Así que aquí está. Y tengo ganas de hacer pronto tartas francesas, como el frangipane o el clafoutis. Me gusta muchísimo la cocina francesa, especialmente la repostería. De hecho, quizás sea mi cocina favorita. Es extraño que todavía no haya puesto ninguna receta en este blog. 

A mí las fresas me apasionan. De pequeña, era una niña que no comía casi. O, más bien, que sólo comía las cosas que me gustaban mucho. Las fresas eran unas de esas cosas. En aquellos tiempos, en España (al menos en Sada, donde yo vivía) las fresas se vendían en tarrinas de ¼ kilo y eran algo bastante especial. Normalmente, se tomaban con nata. Yo siempre pedía que me sirvieran muchas fresas y poca nata. Cuando me operaron de amígdalas, mi abuela me venía a visitar todas las tardes y me traía una de aquellas tarrinas de fresas. Aquello se me quedó grabado. Creo que no me hubiese importado que me operaran todas las semanas.

El cobbler es una receta típicamente norteamericana. Aquí os dejo el link a un artículo del Washington Post donde hablan de ello. Básicamente consiste en una mezcla de frutas en una especie de jarabe, cubierta por trozos de masa esponjosa, puesta de manera irregular. Parece que el origen del cobbler son las tartas tipo pie, como las mini apple pies de este blog. En épocas de carestía, en Estados Unidos, no tenían suficiente harina, azúcar y mantequilla para hacer una tarta completa. Así que ponían mucha fruta y la cubrían con un poco de masa. El resultado es delicioso.

Para hacer esta receta he consultado dos de mis libros de cabecera, tomando cosas de cada uno. Al final he hecho alguna aportación personal, como ponerle almendra molida y nata. Quizás haya sido por darle un toque francés. De todos modos, os voy a explicar también como hacer el cobbler clásico.




El libro “Desserts”, de la colección de Williams-Sonoma es maravilloso, como todos los de esa colección. Recetas apetecibles y elegantes, muy bien explicadas. Pero, en la receta del cobbler, que es de moras, echan las frutas directamente, sin cocción  previa, en el molde. Yo creo que queda mejor si tienen antes una pequeña cocción, así podemos mezclar bien todos los ingredientes, comprobar que la salsa coge consistencia y meter la mezcla caliente en el horno, con lo que ahorramos mucho tiempo de horneado. Si no lo hacemos así y lo horneamos poco tiempo, puede quedar la fruta poco hecha. Si lo horneamos mucho, se puede quemar la cobertura. Por eso, me gusta más, en cuanto a pasos de la preparación, la receta del libro “New Cook Book”, del que os he hablado otras veces. Podéis ver cómo queda, el relleno apetitoso y la cobertura dorada.




El cobbler lo podéis hacer con cualquier fruta, como manzana, pera, nectarinas, ciruelas, papaya, etc., aunque es muy típico hacerlo de frutas rojas (cerezas, moras, frambuesas, arándanos). Se puede hacer tanto una fruta sola como de varias combinadas. En la receta os explico algunas variaciones en la elaboración del cobbler con otras frutas.



Ingredientes

Relleno:
800 g de fresas (6 tazas) 
4 cucharadas de maicena
½ taza de azúcar (100 g)
¼ vaso de agua

Cobertura:
1 y ¼  tazas de harina (175 g)
½  taza de azúcar (100 g) 
100 g mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharaditas de levadura en polvo
Una taza de almendra molida (*)
½ cucharadita de canela (opcional)
Una pizca de vainilla en polvo (opcional)
200 ml nata líquida para montar (*)
1 huevo
(*) Se pueden eliminar la almendra y la nata. Se sustituirían por 125 ml de leche, leche de soja o buttermilk.




Lavamos las fresas y las partimos en trozos grandes. 




Las ponemos en una cazuela con el agua, el azúcar y la maizena. Dejamos reposar 10 minutos. Si las fresas estuvieran congeladas, las dejamos 20 minutos. 




Mientras tanto, encendemos el horno a 190º, sin gratinador. 

En un bol, ponemos la harina, el azúcar, la levadura, la canela y la vainilla. Echamos la mantequilla y la deshacemos con la mano, hasta que queda con una textura como de grumos. 




Si vamos a usar almendra, la añadimos en este momento y mezclamos. Yo muelo la almendra en casa para dejarla un poco gruesa. Reservamos.




Una vez pasado el tiempo de reposo de las fresas, las ponemos al fuego hasta que hierve y se liga un poco la salsa. Llega con un par de minutos, una vez que hierve, a fuego lento.




Echamos las fresas con la salsa en un molde resistente al horno. El molde puede ser redondo, cuadrado u ovalado. Debe de ser algo bonito, porque es en el que va a ser servido. Yo lo hago en uno muy simple, blanco, de cerámica. 




Mezclamos el huevo con la nata (o con la leche) y lo echamos sobre la mezcla de harina. Mezclamos un poco para que se humedezca todo. 




Echamos cucharadas de la mezcla sobre las fresas. No hace falta que quede todo cubierto. Debe quedar irregular.






Lo metemos en el horno de 20 a 25 minutos. 




Se puede comer templado o a temperatura ambiente. Esta riquísimo acompañado de helado de vainilla.

Si en lugar de fresas, lo hacemos con una fruta muy dulce, como algunas cerezas, reduciremos la cantidad de azúcar del relleno. Si usamos manzanas o peras, no echamos la maicena al principio. En su lugar echamos un poco de limón. Lo ponemos a hervir, tapado a fuego lento, hasta que la fruta está casi tierna. Después añadimos 2 cucharadas de maicena mezcladas en un poco de agua y dejamos hervir un par de minutos más.

























2 comentarios:

  1. Me encanta como explicas tus recetas, haces un gran trabajo de investigacion. A mí también me gusta mucho esta época con todas las frutas deliciosas que nos trae y recetas como la tuya son las que apetecen :)
    Un beso, MJ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anda que tú... Con lo de las tartas de queso me dejaste impresionada. Te escribí un comentario larguísimo desde el ipad y no se colgó. A veces tengo problemas para comentar en la página. Si no he entrado desde el festín, no me reconoce y no soy capaz...

      Gracias por tu comentario. Ya tengo preparados los albaricoques y nectarinas para otras dos. Pero da un poco de miedo el biquini.

      Un beso,

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...