jueves, 7 de marzo de 2013

Pan dulce “de dieta” con salvado de avena, ciruelas pasas y sésamo






Hace tiempo publiqué una entrada de un pan con un alto contenido en proteínas. Este pan se podía usar para el desayuno de muchas de las dietas de moda.

Ahora quería hacer otro pan proteínico, pero que fuera algo dulce. No será apto en tantas dietas porque lleva dos cucharadas de azúcar moreno y ciruelas pasas.  Estos alimentos no se permiten en las primeras fases de  las dietas de proteínas más estrictas. Pero para las que estén en otras fases, o simplemente quieran cuidarse un poco, como yo, es un pan de dieta estupendo.

Lleva espelta, como los últimos panes que he hecho, y lleva harina de gluten, que tiene un contenido muy alto de proteínas. Además, lleva salvado de avena. Gracias a la adición del poquito de azúcar moreno y de las especias,  se consigue que tenga un sabor dulzón. Con las ciruelas pasas, el hinojo y el sésamo, este pan adquiere el aspecto y sabor de pan dulce.

A mí antes me gustaba desayunar bollería y galletas. Con el tiempo me he ido acostumbrando al pan integral con mantequilla,  y no lo cambio por nada. Cuando estoy en un hotel, desayuno salado, huevos con bacon. 

Me he dado cuenta de que es verdad que, si desayunas muchos hidratos de carbono, enseguida tienes hambre. Por eso, intento tomar proteínas. Así que lo mejor para mí es un pan bien cargadito de proteínas.

Y si tengo ganas de dulce, ¿qué mejor que un pan poteínico con un toque dulce?


Ingredientes:
420 ml agua templada
2 cucharadas de aceite
2 cucharadas de azúcar moreno
Un sobre de levadura de panadería de acción rápida (o unanuez de levadura fresca) 
150 g salvado de avena
50 g avena
200 g espelta integral
100 g gluten
½ cucharadita de jengibre
½ cucharadita de nuez moscada
Una cucharadita de canela
Una cucharada de semillas de hinojo
Una pizca de sal
100 g ciruelas pasas
50 g semillas sésamo (o de otras semillas)





Instrucciones para máquina de pan:

Se echan en la máquina de pan todos los ingredientes (excepto las pasas y las semillas que se reservan) en el orden en el que aparecen. Primero el agua, el aceite, el azúcar y la levadura.




Después las harinas. La espelta, la harina de avena, el gluten y el salvado. 



Por último, la sal, las especias





y el hihojo.





Se elige un programa de pan integral, para pan grande bien tostado. Cuando la máquina pita, después del primer amasado, se añaden las semillas y las ciruelas deshuesadas partidas en trocitos pequeños. 





Se continúa el programa hasta el final. Tenemos un pan algo dulce con un aspecto muy apetitoso, que se puede tomar así o tostado.










Instrucciones a mano:

Se disuelve la levadura en un bol con el agua templada, el aceite y el azúcar. Se esperan 5 o 10 minutos.
Se pone en un bol grande todos los ingredientes restantes, excepto las ciruelas y las semillas. Se hace un agujero en el centro y se pone la mezcla de levadura. Se va amasando desde fuera hacia adentro, incorporando poco a poco la harina al líquido. Cuando tenemos una masa uniforme, la dejamos reposar, cubierta con un paño o papel film, en un sitio templado. Cuando haya doblado su tamaño (aproximadamente media hora), le ponemos las semillas y las ciruelas bien picaditas. Amasamos para incorporarlas y le damos la forma deseada o lo ponemos en un molde. Dejamos reposar otra media hora y horneamos a 200º hasta que esté dorado.

3 comentarios:

  1. Que chula la pesa me encanta super vintage.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mezcla vintage y diseño moderno. La tengo hace muchos años. Fue amor a primera vista.

      Eliminar
    2. Es mezcla vintage y diseño moderno. La tengo hace muchos años. Fue amor a primera vista.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...