jueves, 28 de febrero de 2013

Pan de espelta integral y copos de avena (con máquina de pan o a mano)





Hace muchos años que tenía ganas de una máquina de hacer pan. No me atrevía a comprarla porque todo el mundo me decía que no la iba a usar. ¿Para qué quieres un trasto más en la cocina?, me preguntaban. Yo, la verdad, pienso que no tengo ningún “trasto” en la cocina. Tengo aparatos y maquinitas que me ayudan a la hora de cocinar. Es muy raro que compre un aparato y no lo use de vez en cuando. El problema con la máquina de pan es que ocupa bastante, y no sabía si le iba a
encontrar acomodo entre el resto de los pequeños electrodomésticos.

Al final me decidí y, aprovechando el día sin iva de Media Markt, me compré la más grande que había. Quería que tuviera un molde grande, para así poder hacer panes de 750 g. Muchas sólo admiten panes de medio kilo. También quería que el molde fuese horizontal, para que saliera lo más parecido a un pan de molde. La mayor parte de las máquinas hacen panes verticales.


Estoy muy contenta de mi decisión. Hace un año que la tengo y todas las semanas hago varios panes. Además, me sirve para hacer infinidad de masas (de pan de pita, de focaccia, de bollería). También sirve para hacer mermeladas y otros platos, pero yo para eso suelo usar la Thermomix.
Nada más comprarla me encargué en Amazon dos libros de recetas de pan para la máquina: “200 recetas de pan” de Joanna Farrow y “Bread machine easy” de Sara Lewis. Cuando los hojeé por primera vez me sorprendió que tenían prácticamente los mismos tipos de pan. Pero cuando los miré con más cuidado, me di cuenta de que en muchos casos tenían exactamente las mismas fotos. Esto es sorprende siendo dos autoras, y editoriales, diferentes. Además, me produce una gran desconfianza porque sé que las fotos no se corresponden con las recetas, al menos en uno de los libros, o quizás en los dos. De todas formas, muchas de las recetas que he hecho han salido bastante bien.
La receta que voy a poner aquí, está basado en uno del libro de Sara Lewis. Es un pan que se puede hacer en el programa de horneado rápido. Este programa es de hora y media, en lugar de las casi cuatro horas que tardan la mayoría.
He hecho algunas variaciones. He sustituido la miel original por el sirope de agave, que ya sabéis que me gusta mucho usarlo porque tiene un índice glicémico muy bajo. He puesto espelta integral en lugar de harina de fuerza integral.
La espelta es el trigo original, del que proceden todos los trigos actuales. Se dice que tiene más proteínas, minerales, vitaminas y oligoelementos que el trigo común. Además, da un sabor muy rico. Tengo una amiga, Bertha, a la que le encanta su sabor y que se lo echa a todos sus panes.





Ingredientes:
275 ml agua tibia
2 cucharadas de mantequilla (o aceite de oliva)
Una cucharadita de sal
200 g de harina de fuerza
250 g de espelta integral
50 g de copos de avena
Una cucharada de sirope de agave (o miel)
Un sobre de levadura de panadero de acción rápida

Echamos en el recipiente de la máquina de pan el agua tibia, la mantequilla y la sal. 





A continuación las harinas y la avena. 





Hacemos un agujero en el centro y ponemos el sirope (o miel) y la levadura.  





Seleccionamos el programa de horneado rápido para panes de 750 gramos.

A la hora y media tenemos un pan espectacular y riquísimo.



Si lo queremos hacer a mano o en Thermomix solo necesitaríamos dejarlo levar una vez (en lugar de las dos habituales).

Para hacerlo a mano, primero mezclamos el agua tibia (no muy caliente) con la levadura y el sirope (o miel) y lo dejamos reposar 5-10 minutos y, después, ya amasamos todo en un bol. Para ello ponemos todos los ingredientes restantes en el bol y  hacemos un agujero en el centro donde echamos la mezcla de levadura. Vamos amasando de fuera hacia dentro, es decir, mezclando la harina exterior con el líquido del centro, hasta tener una masa uniforme. Lo ponemos en el molde y lo dejamos crecer hasta que doble el volumen (mejor en un sitio un poco caliente, por ejemplo, al lado de un radiador). Después lo metes en el horno a 200º hasta que vemos que está dorado (aproximadamente media hora).
















4 comentarios:

  1. Hola Marga,

    Hace poco me compré la panificadora y todavía soy un novato. Quiero hacerme panes sin glúten, a empezar por la espelta, que me gusta.

    Cuando dices "He puesto espelta integral en lugar de harina de fuerza integral", ¿utilizaste entonces 450g de espelta integral?

    Otra cosa, ¿la levadura de panadero dónde la compras? En Mercadona no la encuentro.

    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la levadura que venden en Mercadona, está en nevera. En otros supermercados puedes encontrar en sobres levadura de panadería o de pizzas. Son como pequeños granitos de color tostado.

      Yo sustituí la mitad de harina de fuerza de la receta original, pero puedes sustituir toda. Sube el agua a 300 ml.

      Un saludo

      Eliminar
  2. http://www.sin-gluten.net/wp-content/uploads/2013/02/IMG_4828.jpg

    ResponderEliminar
  3. Perfecto! Muchas gracias, lo probaré.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...