domingo, 17 de febrero de 2013

New York Cheesecake “de dieta”





Ya os he dicho que me encanta el cheesecake, especialmente el tipo New York. Hay temporadas (largas) que hago un cheesecake todas las semanas. Claro, es demasiado comerse un cheesecake a la semana, con toda su grasa y azúcar. Así que he experimentado con muchas versiones “light” del mismo.

La que os voy a proponer sería apta en muchas dietas y está llena de proteínas. No lleva harina ni galletas, solo salvado de avena y una cucharadita de Maizena (que es opcional). He visto que, por ejemplo, en la dieta Dukan (que yo no sigo) permiten utilizar un poco de maicena y el salvado de avena. Lleva jarabe de agave, que tiene un índice glicémico muy bajo. Los lácteos son todos al 0% de materia grasa y como endulzante utilizo el Sucralín (de sucralosa), del que ya os he hablado otras
veces. He visto en Londres que ya ponen, en algunos sitios, la sucralosa en sobrecitos junto al azúcar. Me encantó. No soporto los edulcorantes que suelen poner, solo el aspartamo (pero está muy cuestionado).

Si no estáis a dieta, podéis sustituir el Sucralín por azúcar. Si usáis otros edulcorantes, tenéis que tener en cuenta que la mayoría no admite temperaturas elevadas. Yo no usaría para la crema ni miel ni jarabe de agave, porque tienen un sabor demasiado intenso.

No os voy a mentir. No es el NY Cheesecake “Tia Laura”, que ya os he dicho que para mí es el mejor del mundo, pero está bastante rico. Y, si pensamos en lo ligero que es, casi es increíble lo bueno que está.



Ingredientes:
Una taza de salvado de avena
Dos cucharadas de margarina (mantequilla o aceite)
Dos cucharadas de jarabe de agave (o miel)
4 huevos
1 kg de queso fresco batido 0% de m.g.
2 yogures desnatados
¼  taza de Sucralín (Si usáis azúcar, 200 g)
Una cucharadita de vainilla
Una cucharadita de Maizena (opcional)




Encendemos el horno a 150º.

Vamos a preparar primero la base de la tarta. Ponemos la mantequilla en una sartén pequeña al fuego hasta que se derrita.




Añadimos el salvado y mezclamos con una cuchara de palo.




Añadimos el sirope de agave (o la miel) y mezclamos también.




Engrasamos un molde alto desmoldable.



Ponemos en la base la mezcla de salvado, apretando bien y cubriendo toda la base.




Metemos en el congelador hasta que lo usemos.




Batimos la crema de queso con los yogures, la Maizena y la vainilla.




Añadimos el Sucralín (o azúcar) y seguimos batiendo hasta que esté bien incorporado. Separamos las claras de las yemas. Añadimos las yemas a la crema de lácteos.




Batimos hasta tener una crema uniforme.

Montamos las claras a punto de nieve. Podemos usar una batidora de varillas.




Incorporamos las claras a la crema de lácteos, dando unos movimientos envolventes sin aplastar.




Vertemos esta mezcla en el molde con la base, que teníamos reservado en el congelador.




Metemos en el horno una hora. Una vez pasado este tiempo, apagamos el horno y dejamos una hora más dentro. Pasado este tiempo, ya podemos sacarlo del horno.




Cuando esté frio, lo desmoldamos. 




















4 comentarios:

  1. Hola, anoche lo hice y la verdad es que el sabor es un poco acidillo y algo no sé, seco o que te da la sensación de sequedad. Seguro que la he mangado en algo. Probaré hacer la vesión tía Marga, pero voy a modificar las cantidades que me parece excesivo para los que la vamos a comer. Gracias me encamta probar recetas de postres fáciles.

    ResponderEliminar
  2. Ruth, no tiene el sabor ni es igual de cremoso que el auténtico, así que puede ser que lo notes algo seco. Lo de acidillo puede ser por el queso o el yogur que utilizaste. Hay yogures desnatados muy ácidos. Esos de bifidus de Mercadona que usé yo están bastante bien.

    El NY Cheesecake tia Laura te va a encantar!!! Puedes hacer esas cantidades y congelar lo que te sobre. Si haces menos cantidad, usa un molde pequeño, para que te salga más alto.

    Ya me contarás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final del día estaba muchísimo mejor, un hermano se pensó que estaba malo y no lo comió. Es de los que les gusta bien dulce. Quedó esponjoso como en tus fotos. Le pusimos un toque de sirope de chocolate y nata, la fusión de los sabores era muy bueno.
      Esta finde. toca el otro!!!. Gracias.

      Eliminar
    2. Me alegro que al final os gustara. Todos los cheesecake de horno están mejor después de unas horas. Normalmente se hacen el día antes.

      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...