sábado, 5 de enero de 2013

Pulpo a la gallega (o “pulpo a feira”)




Me encanta el pulpo a la gallega. Si, para mí, el mejor cordero es el de Lerma, el mejor pulpo es el de Cayón. Claro que no siempre es fácil conseguirlo. Para que nos salga bien el pulpo, necesitamos que sea grande. Si es fresco, hay que congelarlo al menos 48 horas, para que ablande. El aceite siempre de oliva. Y el pimentón, a ser posible, de la Vera.
Ingredientes:
Un pulpo grande (como de dos kilos)
Una cebolla
Laurel
Sal
Aceite de oliva
Pimentón dulce
Pimentón picante

Se llena una cazuela grande con agua. Se le pone cebolla y laurel. Cuando hierve, se echa el pulpo.






Para un pulpo de 2 kilos, cocer aproximadamente 45 minutos. Después de ese tiempo, pinchar para saber si está blando. Si está, se apaga. Si no está blando, dejar algunos minutos más. Después de apagar, dejar reposar en el agua al menos quince minutos. Si queremos, después de retirar el pulpo, podemos salar el agua y cocer unas patatas.
A la hora de servir, cortamos los tentáculos de uno en uno. Cada uno de ellos en trozos no muy gruesos, con tijeras o con un cuchillo sobe una tabla de madera. Si cocimos patas, lo colocamos sobre las patatas (preferiblemente en plato de madera). Sazonamos con sal (hay a quien le gusta gorda y a otros fina), pimentón dulce y picante y, finalmente, un buen chorro de aceite de oliva. Se deja así, sin mezclar los ingredientes.





El pulpo a la gallega puede servir de complemento a otros platos. Mi amiga Chelo lo sirvió acompañando a unas vieiras con algas. Estaba exquisito.

3 comentarios:

  1. Qué rico! El asunto es poder partir de una buena materia prima, a veces no es fácil. Este tiene un aspecto estentacular (jeje)

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...