domingo, 16 de julio de 2017

Panna cotta de Nutella (Cocina con Ulises)






Parece ser que a todo el mundo le encanta la Nutella, así que decidí hacer un postre que la llevara para tener mucho éxito. Busqué una receta de panna cotta. Encontré varias, todas parecidas. Además de fáciles, tenían muy buena pinta. Hice una mezcla de varias  y triunfé. Primero puse una capa de panna cotta normal y, a continuación, otra de panna cotta de Nutella.


Ulises







Ingredientes
Panna cotta blanca:
4 hojas de gelatina
200 ml de nata líquida (mínimo 35% m.g.)
100 ml de leche
25 g de azúcar
1/4 cucharadita de extracto de vainilla

Panna cotta de Nutella:
4 hojas de gelatina
100 ml de nata líquida (mínimo 35% m.g.)
200 g de Nutella
25 g de azúcar





Tenemos que hacer dos capas distintas de panna cotta, una blanca y otra de Nutella, así que primero preparamos la que queremos que esté en el fondo. Yo puse en el fondo la blanca y arriba la de Nutella. Me parece que queda más apetitosa de esta manera.

Empezamos, entonces, a preparar la blanca. 

Ponemos 4 hojas de gelatina a remojo en un vaso de agua.

En un cazo al fuego echamos 200 ml de nata, 100 ml de leche, 25 g de azúcar y la vainilla. Damos vueltas con una cuchara de madera para que se mezcle y no se pegue. Cuando empieza a hervir, apagamos y añadimos la gelatina bien escurrida. Revolvemos bien, colamos y servimos en vasitos individuales. Metemos en la nevera hasta que se cuaje. Se cuaja pronto, en cuanto enfría.





































Una vez cuajada la panna cotta blanca, empezamos con la de Nutella. Se hace casi igual. Ponemos las otras 4 hojas de gelatina a remojo en un vaso de agua.

En un cazo al fuego echamos 100 ml de nata, la Nutella y 25 g de azúcar. Damos vuelta con una cuchara de madera para que se haga una crema uniforme. Cuando empieza a hervir, apagamos y añadimos la gelatina bien escurrida. Revolvemos bien, colamos y servimos en los vasitos individuales donde tenemos la otra panna cotta cuajada. 




















Metemos en la nevera para que cuaje y las dejamos allí hasta el momento de comer. Se pueden desmoldar o comer directamente en los vasitos.


















Nota de Marga:

Preparé esta panna cotta para una celebración. Aumenté las cantidades para preparar 50 vasitos. No tenía bastante Nutella, así que le añadí chocolate con avellanas. Usé para servirla vasitos desechables de chupitos de 4 ml. Para que me quedaran más bonitos, enfrié la panna cotta en el congelador con los vasitos inclinados. Después la de Nutella con la inclinación contraria. No sé si la gente se dio cuenta de este detalle. A mí me gustó cómo quedó. Es un poco laborioso colocarlo así. A mí me ayudó Manolo.











Una vez cuajado, lo pasé a la nevera y le puse chocolate rallado por encima.






Conservamos en la nevera hasta el momento de servir. Estuve a punto de no hacerlas por el problema del frío, pero casualmente había en Lidl unas bandejas para transportar con bolsas de hielo. Eso fue lo que me decidió a hacerlas. Fue un acierto y una suerte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...