miércoles, 3 de febrero de 2016

Coca de chicharrones (del "dijous gras")






Ayer vi en la panadería donde compro habitualmente una coca de llardons (chicharrones). Me enteré de que era típico comerla en Cataluña el jueves lardero (aquí llamado dijous gras), el día que empiezan los carnavales. 

Estaba ahora en casa y me entraron ganas de hacer una. Miré en Google y vi recetas diferentes, unas incorporaban los chicharrones a la masa de hojaldre y otras lo ponían como de relleno. Supongo que cada uno lo hace a su manera. Yo, como no tengo tradición familiar que seguir en esto, decidí ir un poco por libre.

La casualidad es que tuviera en casa una lámina de hojaldre (que suelo tener)  y un paquete de chicharrones (que no suelo tener). También tenía unos pocos piñones. Los chicharrones los había comprado hace un par de meses y los tenía en la nevera. Me habían llamado la atención porque eran muy distintos a los chicharrones gallegos. Parecía una torta compacta. Cuando los abrí, vi que se podían separar y que eran muy crujientes, más parecidos a los torreznos que a mis chicharrones. De todas maneras, supongo que con cualquier tipo de chicharrones esta coca tiene que salir buenísima.

No tarde ni 5 minutos en hacerla y media hora en hornearla. Está auténticamente de vicio, aunque me imagino que es una bomba calórica. Pero eso son los carnavales, ¿no?

Sabe completamente dulce, porque los chicharrones van mezclados con azúcar. Parece como si fuera empanada rellena de masa de almendras.





Ingredientes:
200 g de chicharrones
6 + 2 cucharadas de azúcar
Una lámina de hojaldre
Un huevo 
100 g de piñones





Encendemos el horno a 175º C, sin gratinador.

Trituramos bien los chicharrones. Yo lo hice con la batidora de brazo.






Echamos 6 cucharadas de azúcar. Mezclamos y trituramos con los chicharrones.







Extendemos en una bandeja de horno, sobre el papel, la lamina de hojaldre. Es mejor que sea cuadrada, pero la mía era redonda, así que la corte un poco por los lados.







Echamos, en la parte central, un poco más de la mitad de la mezcla de chicharrones y azúcar.




Cubrimos con uno de los lados. Pinchamos con el tenedor (para que no se hinche mucho) y cubrimos con el resto de los chicharrones.









Tapamos con el lado que queda limpio. Cerramos con los trozos de masa sobrante y pinchamos con el tenedor.








Damos la vuelta (para que quede más bonita) y rematamos todo alrededor con un tenedor. Pinchamos por encima.






Pintamos con huevo batido, colocamos los piñones presionando un poco. Echamos por encima las dos cucharadas de azúcar restantes.








Horneamos 30 minutos, hasta que esté dorada. Si vemos que se nos tuesta mucho, la cubrimos con papel de hornear.


 

 










2 comentarios:

  1. Hola, no me importaría incluirla en mis platos tradicionales debe estar bien rica!!un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí voló en un momento. Y más fácil no puede ser.

      Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...