miércoles, 7 de enero de 2015

Roscón de Reyes facilísimo con máquina de pan (o sin ella)





Mirad a qué alturas publico la receta del roscón de Reyes. Pero bueno, ya queda aquí para el próximo año. O, a lo mejor, alguien se anima a hacerlo el fin de semana antes de empezar con la dieta post-navidades. Yo tengo un par de amigas que ya me han dicho que lo van a preparar.

En mi familia siempre hemos tomado el roscón para desayunar el día de Reyes (6 de enero), después de abrir los regalos. Lo compramos esa misma mañana en alguna de las panaderías que hay cerca de nuestra casa de Sada. Cuando hemos pasado la Navidad en otro sitio, no lo hemos tomado. Ahora en Tenerife lo venden en todas partes, pero cuando yo me vine a vivir aquí me resultaba imposible conseguirlo. 

Aunque parezca raro, con lo cocinillas que soy, nunca me había planteado hacerlo. Esos días suelo estar muy liada y lejos de mi cocina. En los últimos dos años, con el blog abierto, me entraron ganas, pero hay tal cantidad de roscones en la red que no me parecía que pudiera aportar nada nuevo. Además, había mirado varias recetas de roscón y me parecía que eran demasiado complicadas para el resultado final. Yo cuando veo en una receta que hay que hacer una pre-masa me tira un poco para atrás. En todas las recetas que miraba veía la dichosa pre-masa.

Hace unos días, quedé con mi amiga Esther para tomar un té en La Laguna y ella me dijo que podíamos quedar para hacer roscones. Le dije que sí, sin mucho entusiasmo. Como nos gusta comerlo muy fresquito quedamos para el 5 por la tarde. 

Desde ese día me puse a buscar recetas. Estaba ya decidida a hacer alguna de las que veía por ahí quitando la pre-masa, cuando, por casualidad, me encontré en facebook con la que estaba buscando. La receta la publicó Isabel Santamaría, en un grupo de facebook del que formo parte, Panificalocas. Era una receta antigua mecanografiada y que ella había adaptado a la máquina de pan. Varias de las integrantes del grupo empezaron a publicar las fotos de los roscones que iban haciendo, todos con una pinta maravillosa. Así que no lo dude más y le dije a Esther que ese era el roscón que íbamos a preparar.

La verdad es que fue un acierto, el roscón estaba riquísimo y no puede ser más fácil de hacer. Nosotras lo hicimos con la máquina de pan, pero os explico también cómo hacerlo a mano. 

Es importante que penséis cómo lo vais a decorar, porque de eso dependerá el aspecto final del roscón. Yo pensaba hacer una decoración muy sencilla, pero Esther vino cargada de maravillosas frutas escarchadas. No me pude resistir y uno de ellos lo llene de frutas. El resultado fue espectacular.






Los únicos cambios que hice de la receta original fue la sustitución del azúcar por azúcar glass y del agua por leche. Yo usé leche de soja porque no tenía de otra en casa y me olvide de comprar, pero estaba muy bueno así.

Con estas medidas sale un roscón grande o dos medianos. Los medianos son de un kilo aproximadamente.


 
Ingredientes
Masa:
125 g de mantequilla a temperatura ambiente
100 ml de leche
25 g de levadura fresca de panadería
125 g de azúcar glass
Ralladura de una naranja (Aproximadamente una cucharada)
Ralladura de un limón (Aproximadamente una cucharada)
Una cucharada (15 ml) de agua de azahar
500 g de harina de fuerza
1/4 cucharadita de sal
2 huevos

Cobertura:
Un huevo
100 g de azúcar blanquilla
Una cucharada (15 ml) de agua
100 g de frutas escarchadas
25 g de almendras laminadas (opcional)





Si hacemos la masa en la máquina de pan, ponemos los ingredientes en el orden en el que aparecen en la lista, y elegimos el programa de amasado. En mi panificadora, este programa tiene un reposo final de 76 minutos. Si la vuestra no tiene ese tiempo de reposo, la dejáis en la máquina una hora desde que termine el amasado.

Si hacemos la masa a mano, templamos la leche en un cazo con la mantequilla. Si se nos calienta mucho, la dejamos enfriar hasta que esté templada. Debe estar a unos 40 grados, es decir, que la tocáis y está calentita pero sin quemar. Añadimos la levadura troceada, el azúcar y el agua de azahar. Reservamos. En un bol ponemos la harina, las ralladuras de naranja y limón y la sal. Hacemos un agujero y echamos la mezcla de la leche. Amasamos un poco, añadimos los huevos ligeramente batidos y seguimos amasando hasta obtener una masa homogénea. Dejamos reposar, cubierta por papel film en un lugar cálido, hasta que doble su volumen.


























Podéis ver aquí que, después de terminar el amasado, aún tenía 76 minutos de reposo la masa. La dejé hasta el final del programa.








Sacamos la masa. Podemos hacer un roscón o dos. Si hacemos dos, la dividimos al medio y hacemos dos bolas. Para hacer el agujero del roscón, cogemos una bola, le clavamos los pulgares en el medio para agujerearla y vamos agrandando el agujero y estirando la masa. Hay a quien le gusta el roscón muy perfecto, pero yo lo prefiero un poco irregular. Lo colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.










Ahora debemos dejar el roscón a levar en un lugar cálido. Podemos decorarlo antes de levar o después. Yo probé de las dos maneras y los resultados son muy similares. Creo que prefiero decorarlo después, porque veo mejor como va a quedar la decoración final.

Si lo vamos a decorar ya, batimos el huevo y pintamos con él toda la parte superior y lateral del roscón. Colocamos frutas escarchadas.

Es importante que repose en un lugar cálido, mínimo 23 o 24 grados, para que crezca bien. Yo he probado a meterlo en el horno a 25º, pero al sacarlo para decorar  se me baja. Creo que es preferible, encender el horno al mínimo cinco minutos, apagarlo y meter entonces el roscón para que crezca con el calor residual. Otra opción es ponerlo cerca de un radiador.

Una tercera opción, que uso mi amiga Olga Pan y le salió perfecto, es decorarlo antes de meterlo en el horno a levar (a 25º) y, una vez que ha crecido, subir el horno a 175º y dejarlo hasta que se dore. Si veis que se ha dorado y que aún no está hecho (al clavar un palillo debería salir seco), lo tapáis con papel de hornear y lo dejáis algunos minutos más.

Yo opté por poner mis roscones en una mesa cerca de una ventana soleada. Después se nubló y los traslade a cerca de una estufa.











Debemos esperar hasta que los roscones dupliquen su tamaño. En mi caso fueron 3 horas. Suele ser entre 2 y 4 horas.

Encendemos el horno a 175º centígrados.




Preparamos lo necesario para terminar la decoración. Mezclamos el azúcar con el agua y cortamos las frutas escarchadas.








Yo no moví los roscones de sitio para decorar uno y terminar la decoración del otro, por si el cambio de temperatura hacia que se bajasen.

Primero el huevo batido, después las frutas escarchadas y, como toque final, el azúcar humedecido. No pongáis mucho azúcar, solo un poco por la parte central entre las frutas. Espolvoreamos por encima, si queremos, unas almendras laminadas.











 Metemos en el horno hasta que esté hecho, unos 15 minutos. Si vemos que se empieza a tostar, cubrimos con un poco de papel de hornear.

Ya veréis como no volvéis a comprar un roscón de Reyes. No tienen ni punto de comparación.






















14 comentarios:

  1. Tiene una pinta tremenda!!!!
    Yo le tengo hacer a mano que no tengo maquina, estoy pensando en comprarme una...
    Feliz año guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manda foto si lo haces, Ana!!

      Yo te recomiendo que compres la máquina. Mucha gente tiene la de Lidl, que ofertan de vez en cuando. Creo que es buena. La mía la compré en Media Markt (como 70 €) y me salió muy buena.

      Un beso y feliz año!!

      Eliminar
  2. Qué pintaza de roscón!!!
    Me encanta tu nuevo look del blog :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aisha. La idea es ir añadiendo (y cambiando) los platos de mi cocina. Ahora están los buñuelos porque estoy ya en modo carnaval...

      Un besito

      Eliminar
  3. Hola Marga, Feliz Año.
    Ya veo que terminaste por todo lo alto las fiestas, menudos roscones ricos que preparaste. Te quedaron estupendos y además con la pani, hay que ver lo que facilita el trabajo. La mía hace horas extras todos los días.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nuria.

      La panificadora es una de las mejores compras para una cocina. Las masas quedan maravillosas.

      Feliz año y un besito

      Eliminar
  4. Hola Marga,
    Hoy he hecho el roscón y está buenísimo. Muchas gracias por tus recetas. He probado muchas y todas han sido un éxito. A ver si coincidimos pronto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel.

      Mándame fotos, cuando hagas cosas. Me gusta ponerlas en facebook.

      Un beso

      Eliminar
  5. Gracias x la receta Marga!!! Yo tb los hice de prueba y salieron muy ricos!!! Y ahora mismo tengo otro en el horno!! Aunque no ha levado mucho hoy...no se por qué....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Mamen.

      A lo mejor no estaba bien la levadura. Si las condiciones eran las mismas que las de la prueba. De todas maneras, seguro que está rico.

      Un beso,

      Marga

      Eliminar
  6. Voy a probar!!el horno a qué temperatura?

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la receta!! El mejor rosco que me ha salido nunca!!Aunque tenia un pequeño problema, que no tenia bandejas tan grandes para llevarlos a casa de mis padres, y tuve que usar la del horno. Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anne. Que todos los problemas sean como ese!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...