martes, 28 de mayo de 2013

Judías verdes con palitos de cangrejo ("light")





Esta receta es muy simple, pero está muy rica y es muy ligera, así que sirve para casi todas las dietas. Como acompaña a la verdura una buena cantidad de proteínas, es un plato muy completo.

A mí las judías me gustan mucho, tanto las planas como las redondas.





Normalmente las tomo con huevo duro, aceite y vinagre. Pero si les echamos unos palitos de cangrejo, unas gulas o unos  langostinos y doramos unos ajitos en aceite, creo que el resultado es realmente bueno.

A mi madre le encantan las judías. Comemos tantas judías frescas en verano que, al final, no puedo ni verlas. Pero en cuanto pasan un par de meses ya me vuelven a apetecer. Y si no las hay frescas o están muy caras, las compró congeladas.


Ingredientes:
1 kg de judías verdes (también llamadas habichuelas o alubias verdes)
3 huevos
3 cucharadas de aceite
6 dientes de ajo
12 palitos de surimi




Limpiamos las judías, cortándoles las puntas y partiéndolas al medio.





Las cocemos en agua con sal hasta que estén tiernas, aproximadamente 20 minutos.





Escurrimos para que no sigan cociéndose en el agua.

Mientras tanto cocemos los huevos en agua con sal (para que no se rompan). Yo, en cuanto hierve, bajo la temperatura para que no borbotee. Los tengo unos diez minutos.




Picamos los palitos de cangrejo en trocitos pequeños.




Pelamos los ajos. Los partimos al medio, retirando la parte central.




Enfriamos los huevos, poniéndolos en agua fría, y los pelamos. Separamos las yemas de las claras.




Picamos las claras.




Las yemas las aplastamos con un tenedor.




Ponemos las judías en una bandeja.




Les echamos por encima las claras picadas.




También los palitos de cangrejo.




Ponemos el aceite en una sartén y doramos los ajos.




Cuando están dorados, apagamos. Echamos en el aceite las yemas aplastadas. Servimos inmediatamente sobre las judías.




Las yemas cambian la textura del aceite y cogen el sabor del ajo, quedando muy ricas como aliño de la ensalada. A la hora de servir, quien quiera puede echar un poco de vinagre. A mí me gusta más sin él.









5 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...