lunes, 11 de marzo de 2013

Ensalada de pimientos y tomates asados






Esta es una ensalada que hago desde mis tiempos de estudiante en Salamanca. Los últimos años viví en pisos de estudiantes. Normalmente los turnos se rotaban por semanas: limpieza, comida, etc. Yo intentaba cambiar turnos para que alguna compañera limpiara y yo cocinara. Lo conseguía muchas veces y, así, podía cocinar varias semanas seguidas. El presupuesto era muy ajustado, así que planeábamos los menús para toda la semana y comprábamos sólo aquello que necesitábamos para hacer los platos. Algunos de mis platos favoritos los aprendí a hacer en aquella época.

Mi escuela de cocina fue un libro de la “Asociación española de amas de casa”. No sé si sigue existiendo esta asociación. Supongo que no. Era un libro muy sencillo, con pocas recetas, pero todas bastante buenas. Había algunas que llevaban una señal para destacarlas, porque habían ganado algún premio de esta asociación. Estas solían ser mis favoritas para cocinar. 





Sé que quedaría más sofisticado decir que fue otro libro, pero las cosas son así. El libro de 1080 recetas de cocina, de Simone Ortega, nunca me gustó. De hecho, ni lo tengo. Y mi biblioteca de cocina está bastante bien surtida. El antiguo recetario de cocina de la sección femenina que tanto sigue Pepe Carvalho, el detective de Vázquez Montalbán, tampoco me gusta. Es más, he visto que muchas recetas están copiadas del libro de la Marquesa de Parabere. El de la Marquesa sí que me gusta. En general, sus recetas son elaboradas y afrancesadas. Como es de 1940, solo usa instrumental básico. Algunos ingredientes son ahora imposibles de conseguir. Aprendí mucho en sus dos tomos, pero eso fue años después.



Esta ensalada de pimientos y tomates asados la empecé a hacer con el libro de las amas de casa. La poníamos muchas veces en los pisos de estudiantes cuando teníamos invitados. Y la verdad es que con ella siempre quedábamos de maravilla.

Esta vez para darle un punto de modernidad, he puesto los pimientos en tres colores: dos verdes, dos rojos y dos amarillos. Quedó muy vistosa.


Ingredientes:
6 pimientos grandes
6 tomates grandes (o 9 medianos)
Dos dientes de ajo
½ taza de aceite de oliva
Una cucharadita de cominos molidos
Sal al gusto




Encendemos el horno a 200º. Puede ser con gratinador, aunque no es necesario.

Lavamos los pimientos y les quitamos las semillas. Los ponemos en una fuente de horno.




Lavamos los tomates. Los ponemos en otra fuente de horno.




Metemos los tomates y los pimientos en el horno hasta que estén bien asados, es decir, tostados y blanditos.




Esperamos a que enfríen un poco y los pelamos, tanto los tomates como los pimientos. Yo no hago nada especial para pelar los pimientos y los pelo sin dificultad, si están bien asados. Hay quien los mete en una bolsa de papel de celofán o los envuelve en papel, y dicen que así se les pelan mejor.




A los tomates les quitamos todas las partes duras y los picamos finito, pero a mano con un cuchillo. 

Los ponemos en la fuente donde los vayamos a servir. Echamos también el líquido que hayan soltado en la cocción.




Cortamos los pimientos en tiras y los mezclamos con el tomate.




Partimos en rodajas finitas los dientes de ajo y los añadimos.




Aliñamos con el aceite, los cominos y la sal. 




Queda muy bonita. Se puede comer tibia o fría y aguanta varios días en la nevera.









4 comentarios:

  1. Que buenos, con lo que me gustan los pimientos, me la apunto para el fin de semana, como empecé dieta para acompañar con algo a la plancha.

    ResponderEliminar
  2. Esta ensalada la hacía mi madre siempre , ella era murciana .

    y yo la sigo haciendo en verano y eso que aquí en asturias no se estila de esa manera

    aquí la suelen hacer en crudo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Los pimientos en crudo también? ¿o sólo los tomates?

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...