martes, 29 de enero de 2013

Cookies “sanísimas” de trigo sarraceno, avena y sirope de arroz con avellanas enteras




Os conté, en la receta de los muffins “sanísimos”, que me habían preguntado si podría hacer algún pan o galletas que no llevaran ni harina, ni levadura, ni azúcar, ni miel, ni leche,… Era para una dieta muy estricta y entre lo que sí podía utilizar figuraba la avena, la quinoa, el amaranto, el trigo sarraceno, la miel de arroz y la leche de soja. También podía usar bicarbonato. Hice los muffins y quedaron muy ricos. Además, la receta tuvo mucho éxito.

Así que he vuelto a dejar volar la imaginación y he hecho unas cookies blanditas “sanísimas”, con avellanas enteras. Además, he podido llevar una cajita personalmente a la persona que me lo había preguntado. Espero que le gusten tanto como me han gustado a mí.

Son muy fáciles y tienen un sabor muy natural, como a galleta artesana antigua.

Ingredientes:
½ taza de miel de arroz (se puede sustituir por jarabe de agave o miel normal. Si se prefiere usar azúcar moreno, quitar ½ taza de harina de avena)
½ taza de aceite de oliva
2 huevos
1 taza de harina de trigo sarraceno
1 taza de harina de avena
1/3 taza de salvado de avena
2/3 taza de copos de avena
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de bicarbonato
½  cucharadita de vainilla (opcional)
½ cucharadita de canela (opcional)
2 tazas de avellanas




Encendemos el horno a 175º.

En un bol ponemos la miel, el aceite y los huevos. Lo mezclamos bien, batiendo suave (a mano, con amasadora o con batidora de aspas).

En otro bol, mezclamos las harinas, la sal, el bicarbonato, la vainilla y la canela. Lo incorporamos a la mezcla de líquidos.




Después echamos el salvado y, por último, los copos de avena.






Cuando está todo bien mezclado (homogéneo), le incorporamos las avellanas enteras.






En una fuente de horno engrasada (o con papel de hornear) vamos echando cucharadas de la masa, bien separadas unas de otras.




Lo metemos en el horno 10 minutos, hasta que estén doradas por los bordes.




Yo las hice bastante grandes y con 10 minutos fue suficiente, porque me gusta que queden un poco blanditas.

Después, las sacamos del horno y las dejamos 1 o 2 minutos sobre la bandeja del horno. Finalmente, con ayuda de una espátula o pala, las ponemos sobre una parrilla a enfriar.





Cuando estén completamente frías, las colocamos en una caja o bote hermético.











4 comentarios:

  1. Me han encantado. Era lo que yo buscaba, galletas que fueran sanas de verdad, sin mantequilla, sin azúcar,lo único que me quedaron demasiado grandes no me imaginaba que agrandaban tanto. Me acabo de tomar un par de ellas con un té y me he quedado encantada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Bertha. A mí me encantaron también cuando las hice y tengo ganas de repetirlas.

      Un beso,

      Eliminar
  2. Gracias por esta receta, llevo tiempo buscando un dulce sin trigo ni azúcar y levadura( intolerancias) y me ha encantado , están riquiiiiiiiiiisimas. Con ellas satisfago m necesidad de dulce diaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blanca, todas las recetas del blog que tienen en el nombre "sanísimas" son sin trigo ni azúcar ni levadura. Me las pidió una seguidora que tiene también esas intolerancias. Están las galletas sanísimas de sésamo y almendras, la leche frita sanísima, los muffins sanísimos y el helado sanísimo.

      Ya me contarás. Un beso,

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...